Bolas y plug anales

Inicio > Bolas y plug anales

Bolas anales o tailandesas

bolas analesbolas anales es simple, al llegar y durante el orgasmo sólo tenemos que tirar poco a poco para que vayan saliendo, haciendo que el esfínter se abra y se cierre al paso de cada bola. Otros en cambio les gusta también la sensación de sacarlas con rapidez, en lugar de ir poco a poco, cuestión de gustos.

Sexo anal, como convencer a una mujer

Para la mayoría de los hombres, en algún momento de su vida, el como convencer a una mujer para practicar el sexo anal se convierte en un pequeño reto, sobre todo si ella no lo ha practicado nunca o es reticente por haber tenido alguna mala experiencia, por lo que le han contado, visto o leído.

Dildo anal

Por lo general cuando a uno le hablan de consoladores o dildos tiende a asociarlo a la penetración vaginal, sin embargo dado que cada vez hay más personas que disfrutan con el sexo anal, son más los fabricantes que se deciden a ampliar esta gama de juguetes eróticos.

Plug anal Njoy

Hoy en día la mayoría de juguetes eróticos los vemos fabricados en materiales flexibles, es una opción tan buena como cualquier otra, sin embargo ya sea por gusto, por obtener un placer diferente o por poner en práctica determinados juegos, quizás es mejor opción uno fabricado en acero, como por ejemplo este plug anal Njoy.

Colas de caballo para pony play

A veces como parte del vestuario, pero otras a modo de plug anal como el de la foto, las colas de caballo son uno de los accesorios más divertidos para jugar al ponyplay. Si nunca habías oído hablar de ello es posible que todavía tengas los ojos como platos.

Joyas anales, decora tu ano

Las joyas anales difieren bastante del clásico plug anal, no se trata de una mera pieza de silicona o plástico sino de pequeñas obras de arte cuyos fines tampoco son puramente estéticos. Este tipo de piezas se pueden emplear en numerosas prácticas sexuales, ya sea por fetichismo, para estimular la zona anal, o para invitar a nuestra pareja a los placeres anales.

Ducha anal

La ducha anal es una práctica muy recomendada, por no decir obligatoria, a la hora de practicar sodomía, fist, besos negros o cualquier otra práctica sexual donde se vea involucrado el recto. Las duchas anales o enemas se vienen practicando desde hace siglos, bien con fines médicos o bien para lo que hoy nos ocupa: las relaciones sexuales.

Juguetes eróticos y Sexualidad