Analgésicos e impotencia masculina

Ya lo habíamos comentado en más de una ocasión, el usar ciertos medicamentos está cada vez más claramente relacionado con los problemas de impotencia, de hecho una reciente investigación ha descubierto que los hombres que toman con regularidad aspirina, paracetamol, ibuprofeno o Celebrex fueron un 38 por ciento más propensos a tener disfunción eréctil que los hombres que no tomaron estos analgésicos antiinflamatorios.

En teoría los analgésicos y la impotencia masculina estarían relacionados porque se piensa que estos medicamentos podrían bloquear las hormonas que regulan la erección de los hombres, sin embargo los investigadores reconocen que estas nuevas pruebas no demuestran que sean la causa directa de la impotencia, y que otras enfermedades o factores desconocidos podrían estar en juego.

Por ejemplo, muchos hombres toman una dosis baja de aspirina, ya que están en mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón, que a su vez significa que sus vasos sanguíneos no están en plena forma y en consecuencia afectaría al pene también.

Para muchos urólogos el pene es una especie de termómetro que refleja los problemas cardiovasculares, y esto es así porque las arterias en el pene son más pequeñas que las que van al corazón, y por lo tanto pueden bloquearse hasta varios años antes.

Las arterias al ser más estrechas obstruyen la circulación sanguínea haciendo que el pene se hinche y se endurezca, pero si están obstruidas el hombre tendrá problemas para alcanzar y mantener la erección, lo que viene siendo una disfunción eréctil o más coloquialmente impotencia.

Disfunción eréctil o impotencia masculina

Según los datos que manejan, actualmente uno de cada cien hombres al llega a los 40 años sufre problemas de disfunción eréctil, y al aumentar la edad aumenta el ratio, llegando a que uno de cada dos hombres mayores de 75 años tienes problemas de impotencia.

Para este estudio, se analizaron los cuestionarios de casi 81.000 hombres de entre 45 y 69 años. Algo menos de la mitad tomaba analgésicos con regularidad (al menos cinco veces a la semana) y menos de un tercio informaron de problemas de disfunción eréctil moderada o grave.

De los que tomaron analgésicos con regularidad, el 64 por ciento dijo que nunca podría tener una erección en comparación con el 36 por ciento de los hombres que no tomaban los medicamentos con frecuencia – casi duplican la cifra –.

Tras considerar factores como la edad, peso, presión arterial alta y enfermedades del corazón, los investigadores todavía consideran que los hombres que toman analgésicos con regularidad tienen un riesgo mayor (+38%) de sufrir disfunción eréctil.

Más información sobre el estudio Sciencedirect.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.