Cassini, el vibrador anal de Manzzz

Vibrador anal Cassini de Manzzz

Quizás no hay tantos como nos gustaría, es evidente que la mayoría de fabricantes de juguetes eróticos se orientan más hacia la mujer, sin embargo cuando sacan juguetes para hombres lo suelen hacer bien.

Esta vez se trata de la marca Manzzz, los mismos que fabrican los divertidos juguetes de Feelztoys, pero en este caso se trata de juguetes eróticos sólo para hombres. A través de Manzzz han puesto en el mercado hasta siete juguetes diferentes entre anillos, plugs anales, cadenas y masajeadores.

El que hoy quería comentar es Cassini, con su forma de efe o de cedilla, es un masajeador que podremos encontrar en colores azul o negro y que está diseñado para que su punta curvada estimule la próstata, mientras el otro extremo estimula la zona anterior de los testículos o perineo.

Técnicamente Cassini nos ofrece hasta siete modos de vibración silenciosos, siendo un complemento perfecto para nuestros juegos eróticos en pareja o bien para disfrutar a solas. Mide 16 cm de largo y su grosor en la parte más ancha llega a 3,5 cm., con lo cual llegará sin problemas hasta tu próstata.

La próstata es considerada por algunos como el punto G masculino, hasta se la ha bautizado como punto P. Personalmente creo que esto es más un afán por equiparar hombres y mujeres que una comparación real.

En cuanto a los materiales, el masajeador Cassini está fabricado con silicona con lo cual es bastante flexible, pero tendrás que dejar aparcado tu bote de lubricante de silicona. Lo ideal es emplear uno a base de agua o cualquier otro que estés seguro que no va a dañar la silicona del juguete.

El vibrador anal Cassini puede ser tu nuevo sextoy favorito, al no ser demasiado ancho puede estar bien para principiantes, y si aún no tienes ninguno puede ser una buena opción para ayudarte a explorar nuevos mundos de placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.