Cómo aumentar el pene sin cirugía

bomba vacio para succionar pene

Los hombres que se preocupan por el tamaño o grosor de su pene es habitual que recurran a Internet para buscar soluciones o bien acudan al urólogo para obtener información médica fiable.

Por un lado, en las tiendas eróticas podemos encontrar diversos aparatos para un aumento temporal, por otro lado la medicina permite aumentar el pene mediante cirugía o inyecciones.

Mediante cirugía se puede simular un aumento de la longitud del pene cortando el ligamento suspensorio, el miembro no varía en nada, las erecciones serán iguales, pero estéticamente el pene parecerá más largo porque en reposo tiene más caída.

Para aumentar el grosor del pene los cirujanos plásticos nos pueden proponer rellenos de ácido hialurónico, su efecto es temporal, dependiendo de la calidad del producto puede durar hasta un año, pasado este tiempo hay que repetir el tratamiento. La alternativa es el lipofilling de pene, un técnica que extrae grasa de donde nos sobra (abdomen, muslos, etc.), se procesa y luego se inyecta en el pene, en este caso el resultado es permanente.

Para aumentar el pene sin cirugía existen aparatos como los succionadores de pene con los que, creando vacío dentro de un cilindro especial en el que introducimos el pene, en pocos minutos conseguimos además de una buena erección un incremente en la longitud y el grosor, pero el efecto es muy efímero, dura poco.

Otra opción bastante conocida para aumentar el pene sin cirugía son los aparatos de tracción continua, en las tiendas eróticas online podemos encontrar diversas marcas con modelos muy parecidos. La idea básicamente es estirar el pene poco a poco durante varias semanas, sin embargo con este sistema sólo se consigue alargar el pene en reposo, ya que cuando esté erecto será igual de largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *