Cómo encontrar tu Punto G

orgasmo femeninoPara algunas un mito y para otras el origen de los mejores orgasmos. La G viene de Gräfenberg, que fue el ginecólogo que lo encontró o al menos eso dice la historia. En cualquier caso se trata de un punto que se encuentra en la parte superior interna de la vagina a unos pocos centímetros de la entrada.

Hay muchas posturas que favorecen la estimulación del Punto G, de hecho algunos ginecólogos piensan que el punto G es parte de las terminaciones nerviosas del clítoris a su paso hacia la columna vertebral.

Pasos para encontrar el Punto G

1. Encontrarlo. Hoy vamos a tratar de lo más básico Cómo encontrarlo. Normalmente se encuentra a unos 4 cm en el interior de la vagina, fácilmente detectable por ser un tejido esponjoso. Cuando la mujer está excitada y las paredes de la vagina se humedecen, el tejido se vuelve más grueso.

Al estimularlo crea un sensación diferente a todas las demás, a algunas mujeres les provoca la misma sensación que si tuvieran ganas de orinar y a otras les hace incluso eyacular.

2. Excítate. El primer paso es excitarse, como hemos visto cuando está excitada es más fácil encontrar el punto G. Busca tu vibrador favorito, ponte una película erótica o sumérgete en una fantasía erótica que te excite mucho.

3. Introduce un dedo o un juguete. Ahora llegamos a lo que realmente querías, introduce un dedo en tu vagina y cúrvalo hacia tu barriga, de manera que este apoyado en la parte superior de tu vagina. Si tienes los dedos cortos o prefieres usar un juguete te recomiendo un vibrador para Punto G, hay cientos de modelos diferentes.

4. Estimúlalo. Ahora que ya sabes donde está y has podido notar el tejido que lo envuelve toca estimularlo. Para ello la mejor manera es con ayuda de dos dedos dentro de la vagina y ligeramente curvados hacia arriba comenzar a golpear suavemente el punto G. Tendrás que ir probando para encontrar el ritmo y lugar en el que más te excita.

5. Experimenta. Como te decía no hay una sola manera de estimularlo, cada mujer es diferente y por tanto necesitas conocerte, y para eso nada mejor que ir experimentando y probando diferentes posturas, con uno, dos o más dedos, o juguetes eróticos. Pueden ser los dedos de tu pareja o incluso alguno de esos sofisticados juguetes como los vibradores rabbit.

6. Eyacula (o no)! . El presionar el punto G o las contracciones provocadas por el orgasmo pueden hacer que una mujer eyacule. No se trata de orina, sino de un fluido que igualmente sale por la uretra como en el caso del hombre. No es nada raro, pero tampoco le ocurre a todas las mujeres. Si te pasa no te preocupes, no te has hecho pis encima, es algo totalmente natural.

Espero que esto te haya ayudado a encontrar tu punto G y que a partir de ahora logres muchos más orgasmos. Si se te ocurre algún consejo, no dudes en compartirlo, puedes dejarlo como un comentario anónimo al pie de este post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.