Comprar lencería para San Valentín

Comprar lencería para San Valentín puede ser el regalo perfecto para tu pareja. Es algo divertido, sexy y que la hará sentir aun más atractiva y deseada. Desafortunadamente comprar lencería para ella no siempre es tan sencillo como parece, es muy fácil equivocarse, ya no sólo de talla, sino en el modelo y entonces probablemente acabemos regalando algo que no es de su talla, ni tampoco le sienta bien.

Cuando se trata de mujeres con un busto generoso, puede resultar difícil encontrar conjuntos de lencería que cuenten con un sujetador de aros, con lo cual casi mejor comprar lencería con sostenes sin aros e incluso sin copas, ya que además a menudo las tallas de los fabricantes no casan con las tallas estándar, o simplemente no van bien con la forma del pecho de tu pareja.

Comprar lencería para mujeres con barriga

Si ella tiene barriguita créeme que lo sabe de sobra, se pasará horas mirándose al espejo y maldiciéndola, con lo cual no trates de obviarlo, y más si es el centro de todos sus complejos. Cuando vayas a comprar lencería lo que tienes que hacer es buscar conjuntos que tapen la barriga, para ello hay prendas como los picardías o saltos de cama que cuentan con una o dos capas de gasa que se separan del vientre justo por debajo de los pechos, disimulando perfectamente cualquier curvita de la felicidad.

Comprar lencería para mujeres con un buen trasero

Si su “problema” es el trasero, y lo pongo entre comillas porque hay tanto hombres como mujeres que adoran los culos grandes, entonces al comprar lencería olvídate de los tangas, en serio no queda bien, hace que la prenda parezca más pequeña de lo que es y que el culo se vea más grande de lo que es. En lugar de tangas, busca braguitas, shorties o culotes que envuelvan sus nalgas haciendo que se vea y se sienta mucho más sexy.

Si tu mujer tiene los muslos gruesos, cuando vayas a comprar lencería trata de evitar las medias altas, ya que muchos modelos son de talla única y la sujeción elástica creará un efecto magdalena que lo mismo a ti te da a igual, pero a ella le recordará que tiene unos muslos más gruesos de lo “normal”. La solución pasa por buscar conjuntos de lencería erótica cuyas medias lleguen hasta la rodilla o bien un vestido sexy que cubra sus muslos y al mismo tiempo acentúe su escote.

Comprar lencería para una mujer con pechos pequeños

Si tu pareja tiene los pechos pequeños la mejor opción son los sujetadores con aros, recuerdo que al comienzo te he dicho que los evites, pero en este caso es lo más recomendable. Si no sabes su talla, simplemente echa un vistazo a su cajón de la lencería. Si no vivís juntos fíjate la próxima vez que le quites el sostén.

Puedes arriesgarte a comprar sujetadores con relleno, especialmente si son los únicos que usa. Digo lo de arriesgar porque si no los usa siempre lo puede malinterpretar. El relleno es un truco de mujeres, si un hombre lo compra puede dar a entender que ella no tiene suficiente pecho… ¿o qué pensarías tú si ella te regala slip o bóxer con relleno?.

Si tu chica es deportista y está en forma, entonces cuando vayas a comprar lencería lo tendrás mucho más fácil. La mayoría de lencería sexy parece estar diseñada para mujeres con una silueta envidiable. Casi cualquier modelo de lencería le irá bien, por tanto lo que tienes que tener en mente es su estilo de vestir y los colores que mejor le sientan. Busca lencería que tape más si se trata de una chica más bien recatada. O bien atrévete con las transparencias y la lencería abierta si es todo lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.