Consejos para usar lubricantes

Ya sea al tener sus primeras relaciones sexuales, a causa de la inexperiencia o los nervios, o bien más adelante tras dar a luz o cuando se afronta la menopausia, la mujer puede considerar el usar lubricantes que faciliten la penetración y eviten la fricción que puede provocar molestias e incluso pequeñas lesiones.

El vaginismo y la sequedad vaginal pueden frustrar a muchas mujeres que realmente desean mantener relaciones sexuales placenteras con su pareja, para ellas el usar lubricantes puede ser una ayuda. Aplicando un poco de lubricante a los dedos antes de comenzar con las caricias en los genitales hacemos que los dedos sean mucho más estimulantes, y al aplicar lubricante al pene y a la vagina eliminamos casi por completo cualquier tipo de molestia provocada por el roce.

Podemos encontrar lubricantes base acuosa, que se diluyen con agua y no manchan, son los más inocuos y generalmente irritan menos; también hay de base aceitosa, pero hay que tener cuidado porque dañan el látex y restan eficacia al preservativo; y también los hay a base de silicona, muy empleados en practicas sexuales donde se requiere una gran lubricación, como es el caso de la penetración anal.

Tras esta introducción, a continuación os dejo algunos consejos para usar lubricantes:

  • Como comentaba antes, poner un poco de lubricante en los dedos antes de acariciar el clítoris puede ser una buena idea. A menudo, cuando llegamos a la vulva la mujer aún no ha llegado a su fase de excitación, y por tanto no hay suficiente lubricación vaginal, por tanto la estimulación directa puede resultar incómoda para ella, en cambio si tenemos los dedos lubricados todo será diferente.
  • Existen lubricantes a base de agua con sabor que son comestibles y que dan una nueva dimensión al sexo oral con tu pareja. Se aumenta la sensibilidad, tanto para hombres como mujeres, así como la reducción de la fricción entre la lengua, los labios y los genitales. Además llevar a la practica una Garganta profunda es mucho más fácil con un poco de lubricante, lo cual te permitirá realizar algunas de las mejores felaciones que nunca haya recibido tu pareja.
  • Pero no solo para sexo oral en los genitales, prueba también a aplicar el lubricante a base de agua en los pechos, antes de lamer y chupar. El inconveniente de este lubricante es que cuando se va secando el agua se pierde lubricación, entonces o bien echas más lubricante o bien humedeces tus manos en algún paño húmedo para recuperar la lubricación.
  • Mucha gente tiene el experimentar el sexo anal en lista de “cosas que no haré jamás”. Esto se debe a las malas experiencias que han vivido o les han contado, y que fueron ocasionadas por gente bruta que no sabía que para llevar a cabo un sexo anal placentero es imprescindible usar un buen lubricante. Si usas lubricante de silicona antes de que cualquier tipo de penetración anal, las posibilidades de que tu pareja lo disfrute son muy altas.
  • Se dice que los hombres prefieren el lubricante efecto calor, mientras que las mujeres prefieren el hormigueo o cosquilleo de los de efecto frío. Para que ambos disfrutéis al mismo tiempo de estas sensaciones tan diferentes solo necesitas usar un condón, aplicas el lubricante que te gusta en el interior y el lubricante que le gusta a tu pareja en el exterior, así ambos estaréis satisfechos 😉
  • Si te gusta darte una ducha o pasar por el baño antes de mantener relaciones sexuales con tu pareja, puede ser una buena idea el guardar un bote de lubricante allí, de esta manera evitamos tener que andar tanteando en la mesilla de noche o ir a buscarlo al armario.
  • ¿Has odio hablar del masaje cuerpo a cuerpo? Se trata de una experiencia sensorial muy placentera. La idea es lubricar el cuerpo de tu pareja para luego deslizarte y masajear con tu propio cuerpo. Para este menester puedes echar mano de cualquier lubricante o mejor aún de los kit para masaje cuerpo a cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.