Consolador The Feather

El mundo erótico nunca nos deja de sorprender, cuando parece que está todo inventado a alguien se le enciende una bombilla y consigue sacar algo novedoso, a veces más complejo y otras, como en esta ocasión, algo de lo más sencillo pero efectivo. Hoy os hablamos del consolador the Feather, un juguete erótico muy estimulante que podemos usar durante el coito y que hemos puesto a prueba gracias la tienda erótica Orion.

No se trata del primer juguete que se emplea durante el coito, también los anillos vibradores o juguetes como We Vibe nos permiten disfrutar de ellos antes y durante la penetración. Sin embargo este dildo funciona de manera diferente, de hecho funciona sin vibrador, pero no por ello es menos placentero.

La idea surgió hace tiempo en la cabecita de un tal Lawrence Mark y lo llamó The Feather, su objetivo era disfrutar de una mayor sensación de estrechez cuando penetraba a su novia y vaya si lo consiguió… el resultado es lo que ahora conocemos como la G Spoon o Cuchara del placer, un accesorio similar a una cuchara que ayuda a estimular el punto G e incrementar las sensaciones de placer durante la penetración.

Como puedes ver en la imagen se trata de una pieza de silicona, muy fácil de usar y de limpiar, tan discreto que lo podrías dejar sobre la mesilla de noche y cualquiera que pasara de visita no se haría idea de para qué lo vienes utilizando… Como comentaba, no funciona con pilas ni incorpora vibrador, con lo cual también es muy ecológico.

Una de las primeras cosas que nos llamó la atención es su tamaño (23 cm de largo, y hasta 4,5 cm de grosor en la punta), así como su tacto suave, como de terciopelo que sin duda hace que las ideas lujuriosas revoloteen por tu mente.

Es cierto que tiene forma de cuchara o más bien de calzador, pero si lo lubricas aquello parece una lengua gigante que abarca toda la vulva, por lo que podrías usarla para acariciar el clítoris durante los preliminares. Cuando lo usamos durante la penetración, uno gana en longitud y en grosor, en cada penetración la mujer siente como se estimula el punto G. Es curioso, porque al ser totalmente de silicona es tan flexible que lo podemos doblar por completo, pero al mismo tiempo, una vez que está dentro de la vagina ofrece una rigidez muy estimulante para la mujer.

Realmente la idea no es introducir todo el juguete en la vagina, porque de hecho tampoco creo que a ninguna le entre… no obstante si te quedas más tranquil@, puedes sujetar the Feather al pene con un preservativo o bien con una anillo para pene. De hecho, lo del anillo puede ser interesante porque si éste tiene vibrador transmitiría las vibraciones.

Como usar The Feather o Cuchara del placer

El modo de empleo es bien sencillo, aunque mi consejo es que antes de usarlo hagáis los preliminares de costumbre, e incluso lleguéis a la penetración, con idea de que la vagina se relaje y lubrique lo suficiente como para que entre la cabeza del juguete.

  • En primer lugar aplicamos lubricante (nada de aceites!, lubricante a base de agua), introduce the Feather con amor y cariño. Verás que al entrar la parte más ancha el resto es “absorbido” por la vagina, pero tranquilidad porque no entra todo.
  • Luego sólo te quedará introducir el pene deslizándolo por la superficie lubricada, lo que se podría definir literalmente como “meterla con calzador”. A partir de ahí es cosa vuestra, experimentar diferente ritmos y ángulos de penetración, en cualquier caso el placer está asegurado.
  • Por último, cuando hayáis terminado, simplemente tira poco a poco del dildo y gracias a la lubricación debe salir sin problemas. Antes y después de cada uso se recomienda lavar the Feather con agua y jabón, no cuesta nada y mantendremos el juguete como nuevo para la siguiente ocasión.

En resumen, lo que aporta the Feather son nuevas sensaciones durante el coito, ella sentirá su vagina más dilatada y un constante masaje en su interior, especialmente en el punto G. Digamos que su forma de calzador o cuchara dirigen la penetración directamente al punto G, con lo cual el pene una y otra vez roza esa área tan esponjosa y estimulante haciendo que la mujer alcance el orgasmo con mayor facilidad.

Para el hombre es una sensación placentera, como estar metiendo el pene en una vagina más estrecha, con lo cual quizás sea un juguete erótico especialmente interesante para aquellos que no tienen un pene muy grande o cuya esposa ha sido mama y tiene más distendidos los músculos que envuelven la vagina. En cualquier caso para ambos, tanto el hombre como la mujer, es una gozada, aunque en próximas versiones de the Feather quizás sería interesante que contara con relieves a lo largo del canalillo para que se estimulara aún más el frenillo del hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.