Cornudo pero contento, el candaulismo

La sexualidad humana es bien compleja, y si a esto sumamos que somos más de seis mil millones de personas en el planeta, pues es normal que surjan todo tipo de gustos, aficiones y parafilias. Hoy vamos a tratar sobre el candaulismo, que algunos considerarán una aberración, mientras para otros es una de sus mayores fantasías sexuales.

Lo de ser cornudo hay quien lo lleva bien y quien no lo soporta, hay quien prefiere saberlo y quien aplica aquello de “corazón que no ve, corazón que no siente”. Pero luego están aquellos que lo buscan, aquellos que desean que su pareja mantenga relaciones sexuales con otros hombres porque esto les excita sobremanera – de ahí lo de cornudo pero contento –.

Lo de ser cornudo es una expresión bastante internacional, en italiano se dice cornuto y en portugués incluso existe la expresión corno manso para aquellos que siendo conscientes de que su pareja les es infiel, lo acaban aceptando. Poner los cuernos es una metáfora de algo que uno lleva o le ponen, pero que uno mismo no ve, en cambio en otros idiomas como el inglés o el francés tenemos las expresiones cuckold o cocu respectivamente, ambas hacen referencia a la hembra del cuco que tiene la mala costumbre de depositar sus huevos en el nido de otro ave.

Pero vayamos por partes, ¿en qué consiste el candaulismo? Básicamente es la situación en la que un hombre desea ver a su pareja manteniendo relaciones sexuales con otra persona. Es por tanto una práctica donde confluyen varios factores: por un lado un hombre aficionado al voyeurismo, por otro lado una mujer exhibicionista y dominadora, y por último el tercero en discordia que disfruta del momento bien en presencia del marido o bien creyendo que éste no está.

Obviamente se pueden dar muchas variantes, por ejemplo: donde la mujer juega un rol dominante e incluso ata a su marido mientras mantiene relaciones sexuales con otro hombre, o bien donde el hombre se esconde para verlos hacer el amor, o bien donde se simula algún tipo de fantasía para dar más morbo.

Realmente el candaulismo al origen se refiere más a una práctica donde el hombre fuerza a la mujer a exhibirse desnuda o a mantener relaciones sexuales con otros hombres, pero actualmente se refiere más a una práctica consentida donde tanto el hombre como la mujer desean hacer realidad esta fantasía sexual.

No hay que confundir el candaulismo con el ménage à trois o triolismo, ya que el hombre no va a intervenir en ningún momento, él sólo está para mirar, ya sea frente a ellos o bien escondido en un armario, tras una cortina o donde sea.

¿Te seduce la idea de que tu mujer mantenga relaciones sexuales con otro hombre? Por ejemplo una situación en la que hay otro hombre que flirtea con ella, y ésta en lugar de rechazarlo se lo lleva a casa, lo conduce al dormitorio y hacen el amor mientras tu observas desde tu escondite…

Como apunte final, y por si te estás preguntando de donde viene esta palabra tan rara, te cuento que el origen de Candaulismo hace referencia a la historia del rey Candaules, de la cual existen dos versiones:

  • La primera versión cuenta que Candaules, rey de Lidia, mató a su esposa después de que esta se negara a desfilar desnuda delante de sus soldados para mostrar su belleza.
  • La segunda versión, contada por Heródoto, afirma que realmente el rey Candaules quiso demostrar a su amigo Giges que su esposa era la más bella de todas las mujeres, así que lo invitó a esconderse detrás de la puerta de su dormitorio para verla desnudarse a la noche, éste lo hizo y la contempló desnuda, pero al huir la reina se da cuenta y al día siguiente lo manda llamar. Al haber sido deshonrada la reina decide vengarse obligando a Giges a elegir entre ser ejecutado o matar al rey Candaules y convertirse en su esposo, y por tanto en el nuevo rey, finalmente este escoge la segunda opción y acaba apuñalando al rey.

2 comentarios en “Cornudo pero contento, el candaulismo

  1. He practicado el candaulismo con las dos mujeres con las que he convivido . Tanto ellas como yo hemos disfrutado de la situación . La primera se acabó enamorando de su amante y me dejo . La segunda me dice que me pondra los cuernos pero no me abandonara por su amante . Es una sensacion indescriptible ver a tu mujer con otro.

  2. Cuando vamos a playas nudistas muchos miran a mi mujer, me gustaria verla escondiendose por las dunas y como otro le echa un polvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.