Cosas divertidas para hacer con la ropa

La mayoría de la gente ve la ropa como un obstaculo que deben salvar antes de pasar al sexo, los hay que nada más entrar a casa o la habitación se comienzan a desvestir a tal velocidad que parece que su ropa quemara, echando por tierra todo el trabajo de los diseñadores de lencería.

Entiendo que esto ocurra si llevamos ropa interior poco atractiva, pero si te has molestado en comprar un bueno conjunto de lencería, o sabes que te queda bien lo que llevas puesto, pues permite que se luzca. Hoy vamos a ver algunos consejos para sacar más partido a la lencería.

El dejar puesta una o dos prendas de lencería puede crear esa deliciosa sensación de urgencia, y convertirse en un estimulo visual más. Por tanto, antes de quitarte toda la ropa, echa un vistazo a estos consejos, lo mismo alguno te seduce y quieres ponerlo en práctica.

Deja que tu pareja te eche un vistazo con el sujetador, o las braguitas puestas. Si llevabas unos tacones, no dudes en volver a ponertelos. Una estampa así excita a cualquier hombre, es sexy y morbosa.

Otra alternativa, si usas una falda o vestido corto, es probar a quitarte solo las braguitas cuando vayáis a pasar a la penetración, es otra forma de crear esa excitante sensación de urgencia.

Si usas prendas suaves o de seda, quítale su ropa y monta encima de él, a continuación haz que sienta el suave tejido de tus prendas sobre su piel desnuda. Si quieres seguir subiendo la temperatura, haz que baje hasta situarse entre tus piernas, donde puedes notar el calor de su respiración a través de la tela de las braguitas.

Si él usa corbata, quitasela y usala como antifaz. Eliminando el sentido de la vista, todos los demás se agudizan, especialmente el sentido del tacto. No saber lo que se le viene encima le pondrá a mil.

Baja la cremallera de sus pantalones, pero no se los quites. En lugar de eso, puedes deslizar tu mano, y sujetar su pene y sus testículos, sácalos de la ropa interior, y dales algún estímulo con ayuda de tus labios y tu boca.

Puedes jugar también con su cinturón, deslizalo como si tal cosa hasta que lo sueltes del pantalón, y a continuación dale algún pequeño azote. Si a él no le molesta sentirse dominado, prueba usar tu sostén como grilletes, es decir, para atar sus tobillos. Al restringir sus movimientos te sentirás más poderosa y él más excitado.

Si tienes algún sostén con cierre delantero, prueba a abrirlo justo antes de que llegue a correrse, puede que le provoques algo cercano al infarto, pero no se quejará, al contrario, disfrutará viendo como se liberan tus pechos.

Espero que esta serie de cosas divertidas para hacer con la ropa te sean útiles, si se te ocurre alguna más, nos puedes dejar tus ideas más abajo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.