Eros y la Antigua Grecia

Eros y la antigua Grecia

Desde hace unos días y hasta el mes de abril el museo Cicládico de Atenas expone un colección de objetos eróticos de la antigua Grecia, concretamente 272 objetos de entre el siglo sexto antes de Cristo al siglo cuarto después de Cristo.

Los objetos son esculturas, relieves, vasijas y muchas otras piezas traídas de 50 museos de Grecia, Chipre, Italia y Francia con idea de representar a Eros, el cual erróneamente muchas veces se asocia a con el amor, y sin embargo la realidad es que los griegos lo vinculaban con los impulsos hacia el deseo sexual, entre otras cosas.

De hecho si uno consulta un diccionario, eros es el conjunto de tendencias e impulsos sexuales de la persona. Así que en la exposición se trata de representar a Eros en toda su diversidad, por tanto uno encuentra objetos que representan un simple pene, o bien dos hombres manteniendo relaciones sexuales, escenas de bestialismo, y mucho más.

Obviamente Grecia no está a la vuelta de la esquina, pero si en estos meses vas a Atenas y tienes tiempo, puede que te interese hacer una pequeña visita erótico-cultural, probablemente te lleves una sorpresa y cambie tu punto de vista sobre la Antigua Grecia.

Sexo y erotismo en la Grecia antigua

Muchas personas tienen un concepto un tanto equivocado de las civilizaciones pasadas, algunos piensan que hoy en día vivimos la época de mayor libertinaje de la historia de la humanidad, y lo cierto es que mucho podemos aprender del pasado.

Para empezar, como comentaba antes, la relaciones homosexuales estaban totalmente aceptadas hace más de 2.000 en Grecia. Y dado que la mujer no tenía un gran peso dentro de la sociedad, era normal que un hombre apadrinara a un joven de entre 12 y 17 años, siendo una relación que iba más allá de una relación maestro – alumno.

Aparte de consentir la pederastia, los matrimonios de conveniencia eran también lo habitual, por supuesto la mujer poco tenía que decir, así que aun siendo niñas de 14 años contraían matrimonio con hombres que les doblaban la edad, únicamente hacia falta el consentimiento paterno y entonces la niña pasaba a ser propiedad del esposo.

Cómo no, tampoco el bestialismo era cosa rara y de hecho hasta no hace muchas décadas se practicaba en zonas rurales de España. Existen multitud de objetos de la Grecia antigua donde se observan hombres manteniendo relaciones sexuales con animales, algo que hoy en día tampoco es tan raro y seguro que cualquier sex shop que se precie, y disponga de sección de videos porno, tendrá su selección de zoofilia.

Si no sales de tu asombro y quieres profundizar sobre este tema, te recomiendo el artículo Erotismo y sexualidad en la antigua Grecia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.