Evolución de los juguetes eróticos masculinos

En los últimos años ha habido una explosión en el desarrollo de juguetes sexuales para mujeres, al mismo tiempo ganaron fama las reuniones tapersex, donde corría de boca en boca el rumor de que se trataba de algo divertido, donde se podía hablar de sexo sin tabúes, y al mismo tiempo comprar toda clase de productos para revitalizar nuestra vida sexual.

Pasada esta primera ola, ahora se trata de volver enganchar a los hombres, nuevamente se están fabricando toda clase de juguetes eróticos para estimular las zonas erógenas del hombre, y sobre todo para simular penetraciones por todo tipo de orificios, y cuando digo “todo tipo” me refiero a que hay incluso vaginas que simulan ser las de un avatar o latas de cerveza que simulan ser vaginas humanas.

Atrás quedaron las muñecas hinchables y los bombeadores de cuestionable calidad. Hoy en día el consumidor puede escoger entre una amplia variedad de modelos de diferentes marcas, ahora se trata de juguete sexuales sofisticados y placenteros.

Muchas marcas han apostado fuerte en innovación y han creado materiales que en combinación con los moldes de genitales femeninos dan lugar a masturbadores que ofrecen un tacto y unas sensaciones muy reales.

Juguetes eróticos masculinos de mayor calidad

En la última década es un mercado cuyos productos han cambiado radicalmente, y este cambio en buena medida se ha debido a la caída de los precios de los elastómeros termoplásticos (TPE), la silicona y otros materiales que se emplean en su fabricación.

Gracias al abaratamiento de los materiales los fabricantes han podido dar rienda suelta a muchas ideas, creando cámaras de vacío, texturas, grosores y longitudes diferentes, todo vale para aumentar las sensaciones y conseguir una experiencia que enganche.

Hasta finales de los noventa se empleaban materiales baratos y muy malos, lo que daba lugar a juguetes sexuales que olían raro y duraban poco.

Cada marca ha ido desarrollando su propio material de base, con el que elaboran todas sus vaginas, anos y bocas para masturbación. Al mismo tiempo, dado que se trataba de moldes de mujeres reales, poco tardaron en ponerse a crear réplicas de los genitales y orificios de los actores y actrices más famosos del cine para adultos.

Juguetes sexuales masculinos con diseños innovadores

Pero no todo es realismo, marcas como Tenga, surgida de la mano de un ingeniero automovilístico japones, han apostado por romper los moldes y centrarse únicamente en proporcionar placer. Huyen de los diseños obscenos, apuestan por lo práctico, y sin embargo sus productos son capaces de proporcionar placeres difíciles de describir.

Sus productos no son sólo para gays o heteros, son para todos los hombres. En general ahora todas las marcas apuestan por no ofender a nadie, ya que lo mismo puede ser una mujer que compra un masturbador para su pareja, que un hombre, y el menospreciar a uno de los dos o alguna orientación sexual puede significar que su producto no se venda.

Además pueden ser tan higiénicos que incluso ofrecen masturbadores de usar y tirar.

Todo esto tampoco quiere decir que las muñecas hinchables ya no se vendan, de hecho se siguen vendiendo bastante bien aunque su aspecto en ocasiones deje que desear. El tema es que los juguetes sexuales masculinos han evolucionado y lo seguirán haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *