Eyaculación precoz como consecuencia de la masturbación?

Los rumores que vinculan las masturbación con la eyaculación precoz aún hoy en día siguen vigentes, es evidente que uno no nace sabiendo, y ya sea por ignorancia o por malicia o vete tú a saber qué intenciones, todavía hay gente que sigue difundiendo estas leyendas urbanas.

Muchos hombres sufren la eyaculación precoz y para combatirla tratan de controlar los tiempos para no eyacular “demasiado pronto”. Realmente no hay un tiempo determinado, pero por lo general cualquiera que eyacule antes de un minuto sin que este sea su deseo, se puede considerar un eyaculador precoz.

La masturbación es muchísimo más común de lo que la mayoría de gente imagina, tanto hombres como mujeres se masturban, aunque ellas por lo general lo niegan. No es nada malo, sino todo lo contrario, nos ayuda a conocer nuestro cuerpo, y nos proporciona placer.

Existen muchos métodos para dar solución a la eyaculación precoz, y más aún para ayudar a controlar los tiempos, hoy vamos a compartir con vosotros dos de estas técnicas que justamente echan mano de la masturbación.

Se trata de la técnica de parada-arranque y la técnica de apretar. Funcionan de la siguiente manera:

  • Comienza a estimular tu cuerpo como lo haces normalmente.
  • A medida que aumenta la excitación, deberás prestar atención a las sensaciones que recorren tu cuerpo.
  • Justo antes del punto de no retorno – cuando se eyacula si o si – debes detener todo estímulo y dejar que tu excitación disminuya un poco.
  • Por último, inicia la estimulación de nuevo y repite el ciclo.

Como su nombre indica se trata simplemente de parar y arrancar de nuevo. La técnica de apretar es muy similar, excepto que en vez de detener todo estímulo, uno presiona suavemente la cabeza de su pene y luego deja que se baje la excitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.