Eyaculación retardada y aneyaculación

Este tipo de disfunciones sexuales masculinas afectan a algunos hombres y varían según el grado de dificultad que tengan para alcanzar el orgasmo y la eyaculación. La eyaculación retardada, también conocida como anorgasmia masculina, puede estar causada por diversos factores, ya sean la fatiga, el estar tomando alguna medicación o el estrés.

Por ello es importante averiguar con ayuda de un especialista las posibles causas de la anorgasmia. Si no se trata de un problema físico, es posible que a uno lo deriven a un psicólogo, ya que en la mayoría de los casos la eyaculación retardada o aneyaculación se deben a factores puramente psicológicos como el estrés y la ansiedad.

La eyaculación retardada consiste básicamente en que al hombre le cuesta llegar a la eyaculación durante el coito, e incluso durante la masturbación. Su nivel de excitación puede ser alto, pero el orgasmo no llega, y como en el anuncio de las pilas: aquello dura, y dura, y dura…

Por si no lo sabes, te cuento que la eyaculación tiene básicamente dos fases: emisión y expulsión del semen:

  1. En la fase de emisión del semen, el fluido se concentra en la base del pene, esto no viene acompañado de sensaciones especialmente placenteras, pero si es un aviso de que el orgasmo está cerca.
  2. En la fase de expulsión del semen se contraen los músculos del perineo, de ahí que de manera instintiva en ocasiones nos llevemos la mano a esta zona ubicada entre el ano y los testículos… esta fase es la responsable de las sensaciones altamente placenteras que vienen con el orgasmo.

Lo que pasa es que la fase de expulsión es controlada por el sistema nervioso voluntario, por tanto si a un hombre le rondan por la cabeza pensamientos conscientes e inconscientes que interfieren con el proceso, éste puede frenar la eyaculación, dando lugar a la eyaculación retardada o aneyaculación.

Consecuencias de la eyaculación retardada

Cuando un hombre sufre la frustrante imposibilidad de eyacular durante el coito, se genera en él un temor a que se le considere poco hombre, o que le lleve a pensar que su pareja le va abandonar por no ser capaz de complacerla. El hombre con eyaculación retardada suele considerar que la mujer lo valora en buena medida por el nivel de satisfacción que le da su pene, lo cual es absurdo, ya que él no la valora a ella por sus nalgas o sus pechos.

La mujer en cambio puede vivir esta frustración de su pareja con sentimiento de culpa, puede que en el fondo piense que la culpa de que él no eyacule es de ella por no resultar lo bastante atractiva, porque no le excita lo suficiente o porque está haciendo algo mal. También puede pensar que se apagó la llama, o que hay otra; en fin, que puede ser una fuente de problemas si no buscamos soluciones a la eyaculación retardada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.