French Kiss, el juego de la verdad

En muchas ocasiones hablamos de juegos eróticos que ayudan a las parejas a conocerse, ¿pero qué hay de los solteros que desean romper el hielo? Pues también hay un juego que les viene como anillo al dedo, se trata de French Kiss, el juego de la verdad o desafío.

Si tienes ganas de divertirte, si le has echado el ojo a un amigo/a y quieres tener ocasión de estar aún más cerca, de ponerlo a prueba…, entonces French Kiss es una opción muy interesante. En él se nos plantean cientos de preguntas y desafíos.

Lo ideal es que te compinches con un amigo o amiga para jugar dos chicos y dos chicas, que se colocarán en circulo alrededor del tablero y de manera alterna: chico, chica, chico, chica. Ya ahí la cosa se pone interesante y más de uno tendrá algunos nervios por las preguntas o desafíos que se puedan llegar a plantear, lo que puedes hacer es servir alguna copa de vino o coctel para que se relajen 😉

El French Kiss está bien porque no es tan explícito como un strip poker, aunque si sale bien si puedes plantear una partida de poker el siguiente fin de semana… Pero no adelantemos acontecimientos!

Una vez sentados y cada uno con su copa, coloca cerca unos chicles o caramelos de menta, probablemente sean muy útiles. Entonces abre la caja y enseguida todos comprenderán el modus operandi del juego, aunque puedes ser tu el primero en jugar para que terminen de entender cómo va.

Primero giras la flecha y dependiendo de donde caiga te toca pregunta, desafío o ambas!. Entonces coges la carta correspondiente y comienza el juego. Para que te hagas una idea más precisa, te cuento que hay 150 cartas para chico y otras tantas para chica, las hay en color rojo si quieres que sea un juego ardiente, o en color morado si prefieres que sea un poco más suave. Quizás puedes empezar por las moradas y si la cosa funciona, propón cambiar a las cartas rojas.

Como ves en French Kiss realmente no hay ganadores y perdedores, ya que aunque al final se vota por un chico y una chica como pareja de la partida, todos habrán sacado algo divertido y excitante, habrás averiguado cosas que deseabas saber y cosas que ni te habrías planteado.

Si eres una persona más bien reservada, que necesita algo de confianza para plantear una cita o algo más, con este juego de la verdad vas a romper barreras en cuestión de minutos, fijo que al final de la noche tendrás claro si quieres algo más con esa persona que te gusta y sobre todo tendrás el descaro o la confianza para decírselo a la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.