Juegos eróticos con antifaz

Hoy el tema son los juegos eróticos con antifaz, puede que sea un complemento simple, pero hasta que no lo pruebas no te das cuenta de cuánto dependes de tu vista, y lo estimulante que puede ser excitarse a través de otros sentidos.

El antifaz es un juguete erótico sencillo, divertido, y sobre todo barato. Por lo que no hay excusas, todas las parejas deberían tener uno.

Con los antifaces podemos aumentar las sensaciones que captamos por otros sentidos, como puede ser el tacto, el oído o el gusto. Además, anular el sentido de la vista nos pone en alerta, tenemos tendencia a tratar de anticiparnos, y por ello el efecto sorpresa es aún más estimulante.

Gracias a un antifaz, el amante mediocre se puede convertir en un buen amante, así que si tenéis buenos momentos en pareja, imagina a donde os puede llevar un sencillo antifaz. Es cierto que algunas personas se agobian con el tema de perder el control, pero esto es solo un juego, y además uno muy placentero.

Qué hacer cuando tu pareja se pone el antifaz

Puede parecer obvio, pero algunas personas no saben por dónde empezar, así que os vamos a dar una serie de consejos que os pueden servir para empezar, un poco como guía y ya luego le dais vuestro toque personal

1. Juegos de dominación, el antifaz es un accesorio básico en este tipo de juegos eróticos. Aunque por instinto no seas una persona dominante, el hecho de que tu pareja no vea o controle lo que haces te otorga cierto poder, lo que te lleva a probar cosas, o a pedir a tu pareja que haga cosas, como por ejemplo guiarle para que te de placer y sexo oral.

2. Factor sorpresa, sería lo contrario al punto anterior, la idea es aprovechar que tu pareja no ve lo que haces para acariciar, besas y lamer las partes de su cuerpo que se te antojen. Prueba a no decir nada, a estar en silencio, a notar su excitación mezclada con ansiedad y de pronto atacar… Prueba a estimular con la respiración, o con objetos como hielos, frutas, verduras y juguetes eróticos.

3. Masaje erótico, con el que puedes recorrer cada centímetro de su cuerpo. En esta situación, el antifaz ayuda a que se relaje aún más, y a ti te permite contemplar su cuerpo desnudo sin sentir su mirada. Lo ideal es usar aceites para masaje con aromas exóticos o afrutados.

4. Masturbación y sexo, será una experiencia totalmente diferente, ya que tu pareja no te puede ver, pero podrá concentrarse en captar las sensaciones por otros sentidos o bien podrá dejar volar su imaginación para hacer realidad alguna fantasía erótica.

Como ves, los juegos eróticos con antifaz pueden dar mucho de si, en cualquier caso pretendemos que esto sea solo el germen para que puedas desarrollar tus propias ideas, si quieres compatir alguna, lo puedes hacer a continuación en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.