La píldora anticonceptiva y el aborto

La píldora sigue sin convencer a la inmensa mayoría de las españolas, de hecho a día de hoy es el país europeo donde menos mujeres en edad fértil la toman, concretamente un 18%. Este es uno de los datos que se han dado a conocer en un congreso de ginecología y obstetricia celebrado estos días en Zaragoza, donde se han dado cita más de 200 especialistas.

Desde su salida al mercado en la segunda mitad del siglo pasado, la píldora se posicionó como uno de los métodos anticonceptivos más seguros y cómodos para la mujer. En su momento se asoció a efectos secundarios como amenorrea, acné, aumento de peso, disminución del deseo sexual, etc.

Lo cierto es que a día de hoy se trata de uno de los medicamentos con los que más se ha experimentado, justamente para demostrar su inocuidad, e incluso en estos últimos años ha ido evolucionando para adaptarse mejor a las necesidades de la mujer.

Según los especialistas, la píldora aparte de cumplir con su función anticonceptiva, ayuda a regular el ciclo menstrual, acorta su duración, reduce la cantidad de flujo y alivia los posibles dolores y molestias. Por contra, los especialistas aseguran que tiene tantos riesgos como cualquier otro medicamento, y sus efectos secundarios se darían principalmente en mujeres mayores que fuman.

Pero sus beneficios van más allá, hay estudios que plantean la posibilidad de que de la píldora contribuya a alargar la vida de la mujer, así como a reducir los riesgos de padecer cáncer.

Si esta noticia la cruzamos con otra que afirma que: tres de cada diez mujeres que abortaron en España en los últimos dos años no usó ningún anticonceptivo al mantener relaciones sexuales, nos damos cuenta que algo está fallando, la gente se supone que tiene fácil acceso a la información y a los anticonceptivos, y aún así muchas no los emplean o hacen un mal uso de ellos… de hecho la misma noticia afirma que un 70 por ciento de las mujeres que sí usaron algún método, se quedaron embarazadas por hacer un mal uso.

La píldora anticonceptiva no es cara, y dados sus beneficios resulta bastante rentable invertir unos euros al mes en ellas, sin embargo sólo una de cada cinco mujeres en edad fértil la toma. Con estos datos resulta casi utópico plantear la posibilidad de doble método anticonceptivo.

Tienes más información en 20Minutos y EuropaPress

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.