Las mejores posturas para el sexo oral

El 69 o Yingyang

El sexo oral es muy placentero y la inmensa mayoría lo disfruta, luego están los que se niegan a practicarlo, ellos/as se lo pierden. Hoy os voy a pasar algunas de las mejores posturas para el sexo oral, lo cual es importante porque si estamos cómodos no nos fatigamos, disfrutamos más de la experiencia y podemos estar más tiempo.

Principales problemas

Empecemos por los inconvenientes que suelen suceder al hacer una felación o mamada: el principal es cuando hay una diferencia importante de estatura o una curvatura importante del pene puesto que dificulta el 69 así como hacer sexo oral estando él de pie. La solución seria sentarse, reclinarse o tumbarse en algún mueble, sofá o cama. Si realmente se quiere hacer de pie estando ella de rodillas, se pueden emplear cojines para nivelarse y así estar a la misma altura.

Para el hombre realizar un cunnilingus también se puede complicar, ya sea por el exceso de vello púbico o bien porque la postura le obliga a forzar el cuello, la lengua o incluso le impide respirar por la nariz. Lo ideal es disfrutar, así que vamos a tratar de evitar todo esto.

Las posturas más conocidas

El misionero, todo un clásico y posiblemente la postura más practicada tanto para el coito como para el sexo oral. El que recibe se tumba boca arriba, si es la mujer es más cómodo si flexiona las piernas o incluso las apoya sobre los hombros de él.

De pie, es sencillo tanto para él como para ella a la hora de dar placer, sin embargo el que recibe cuando se acerca el orgasmo puede que tenga dificultades para mantenerse de pie. Esta postura transmite además sensaciones de sumisión y dominación que algunos no disfrutan y sin embargo para otros es lo máximo. Si es el hombre el que da sexo oral es más práctica si ella apoya uno de sus muslos sobre el hombro del él.

De lado, uno de los dos se tumba de lado de manera que el otro puede si quiere usar el muslo a modo de almohada, mientras la otra pierda queda flexionada en el aire o la apoyamos sobre el cuerpo del otro, no en la cabeza porque parece que lo quisiéramos ahogar.

El famoso 69, con un nombre tan gráfico y la buena fama que lo precede creo que sobran las explicaciones. Sin embargo como decía al comienzo, en el caso de existir una diferencia importante de estatura entre los amantes, el 69 se puede complicar un poco o prácticamente imposibilitarlo. Un hombre muy alto difícilmente podrá alcanzar a acariciar con la lengua los genitales de su pareja si ésta es mucho más bajita y anda entretenida con la felación.

Otra cosa que uno se da cuenta cuando empieza con el 69 es que si ambos lo hacen bien es complicado llevarlo a cabo, es decir, si tu pareja sabe lo que te gusta y su lengua y labios te hacen ver las estrellas es realmente complicado que te puedas concentrar en corresponderle, el 69 al igual que el ying yang representa el equilibrio y no es fácil mantenerlo.

Para los acróbatas existe el 69 vertical, ya sea suspendida ella en el aire mientras él la sujeta abrazándola o bien apoyando la cabeza y la nuca mientras la espalda la apoyamos contra una pared o un respaldo de un sillón. La idea es que el otro se coloque a horcajadas disfrutando de una postura ideal para dar sexo oral mientras el otro las pasa un poco canutas boca abajo.

Un par de posturas bien interesantes para las chicas

La primera es la de la Fruta Prohibida y consiste en colocarse a cuatro patas separando ligeramente los muslos e inclinándose un poco hacia delante. A las chicas pudorosas puede que no les convenza, pero nos más tienen que probar una vez y es más que probable que repitan, para él supone tener la vulva en primer plano, totalmente al alcance de su lengua pudiendo además penetrar la vagina con la lengua sin que los vellos, en el caso de que no esté depilada, le estorben. Lo ideal es colocarse al borde la cama, el sofá o una mesa para que la diferencia de altura le permita a él estar de pie o de rodillas.

La segunda es la de la Amazona, también es muy excitante para ambos, aunque a veces la mujer tiene la sensación de estar abusando de él o de que va a ahogarlo, sin embargo se goza un montón y te permite respirar sin problemas. Se trata de que él se tumbe boca arriba y ella se coloque a horcajadas o de rodillas sobre él de manera que su vulva quede justamente sobre la boca de él.

Seguro que ya alguna la conocíais y alguna otra os ha sorprendido o provocado cierta curiosidad, pero la cosa no queda aquí, mañana os propongo otra tanda de posturas aún menos habituales pero que os pondrán los fluidos a punto de nieve.

3 comentarios en “Las mejores posturas para el sexo oral

  1. Gracias! recomiendo el dedicado… yo lo llamo asi por que teniendolo boca arriba, yo me arrodillo frente a el… le tomo las piernas… las separo (esta parte es deliciosa y verle la cara)… pongo su culito sobre mis piernas… y lo beso… paseo mi lengua y labios por sus huevitos… mis dedos por su culito… mejor dicho lo hago mio sin control. ya te imaginaras la emocion de tenerlo y volverlo loquito.
    Picos ricos
    Ana Maria

  2. Bueno algo que a mi me gusta hacer a una mujer, es ponerla de rodillas perpendicular a mi, sobre el costado, ello ofrece la posibilidad de que con la mano, abriéndola «tres» dedos puedas, con uno meterlo en el «hoyito» otro en su cueva, y con el otro «el mete y saca» acariciar su clito, esas embestidas la animan muy bien a la succión 😉 Probarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.