Lencería y prendas de látex

En este artículo vamos a repasar algunos consejos sobre cómo ponerse ropa de látex, cómo sacar brillo, cómo lavar y en general cómo cuidar la lencería y prendas de látex.

Hoy en día podemos comprar lencería y prendas de látex de diferentes colores, desde el negro más oscuro, hasta un blanco impoluto. El grosor del látex varia de un fabricante a otro, puede ser desde una fina capa de apenas 3 milímetros, hasta casi un centímetro de grosor.

Cómo ponerse ropa de látex

Hay diferentes métodos para ponerse ropa de látex, pero siempre será importante no forzar el material, ya que lo podemos acabar deformando, de hecho basta con tirar demasiado fuerte para que se queden las marcas de nuestros dedos o incluso para que lo dañemos con las uñas.

1. Con agua en la ducha, si el grosor del látex es de medio centímetro, entonces un método sencillo puede ser enfundarnos la ropa de látex mientras corre el agua de la ducha por nuestro cuerpo.

2. Con polvos de talco, sería otro método válido, ya que facilita el deslizado del material sobre la piel. Además el talco es bueno para nuestra piel y para conservar el látex, el único problema puede surgir si empiezas a sudar mientras lo estas poniendo, ya que el efecto del talco desaparece.

3. Con lubricante de silicona, es un método muy bueno ya que no importa si sudas, el lubricante de silicona seguirá cumpliendo su función, lo malo es que hace que todo deslice, de modo que necesitas usar alguna almohadilla antideslizante o tener las manos limpias sino no hay manera.

No es recomendable entrar en seco en una prenda de látex, la acumulación de sudor o los tirones de vello pueden ser bastante desagradables.

Sacar brillo a las prendas de látex

Para sacar brillo a las prendas de látex existen diferentes métodos y diversos productos, una de las opciones más usadas es el lubricante de silicona por el aspecto brillante metalizado que da, sin embargo sus efectos lubricantes duran mucho y hacen que la prenda se quede grasienta.

Cuidado de la lencería y prendas de látex

Si no tienes interés en sacar brillo al látex, y prefieres un aspecto mate, entonces solo tienes que limpiar el látex con un paño húmedo que no suelte pelusa.

La ropa de látex es sensible a las radiaciones ultravioleta, de modo que debemos evitar en la medida de lo posible su exposición a la luz solar para prolongar su vida útil.

Evita el roce con bordes afilados que puedan rasgar el látex, evita también el roce con ciertos metales, ya que puede dejar manchas.

Teniendo en cuenta que el látex reacciona con la grasa, algunos metales, la luz y ciertos materiales sintéticos, lo suyo es aplicar polvos de talco o aceite de silicona antes de guardarlo en una bolsa para ropa, de modo que el material no esté en contacto con cremalleras o botones de metal.

Si usas las prendas con cierta frecuencia, las puedes colgar de perchas de plástico, sino mejor guardarlas en horizontal.

Cómo lavar las prendas de látex

Para limpiar el látex del sudor o el olor a humo que pueda haberse impregnado lo mejor es usar agua caliente y jabón fregaplatos, pero no lo dejes a remojo. Lávalo y luego lo tiendes en un sitio que no esté expuesto al sol.

Si quieres usar la máquina de lavar, lo suyo es un programa con el agua a 30 grados, poco detergente y en un programa para prendas delicadas o de lana. Nada de centrifugado ni secadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.