Más sobre la circuncisión rutinaria

No es lo más habitual, pero un reciente estudio realizado en Dinamarca, y donde se encuestaron a más de 5000 personas, ha relacionado la circuncisión y su repercusión en la función sexual de hombres y mujeres.

La idea era evaluar si esta sencilla operación podía tener repercusiones en la salud y las relaciones sexuales entre hombres y mujeres. Mucho se habla de lo positivo de la circuncisión, ¿pero cuanto de esto es cierto?.

La circuncisión a nivel mundial

La situación actual es que circuncisión es algo bastante frecuente al otro lado del Atlántico, de hecho en algunas áreas de Estados Unidos realmente es prácticamente una operación rutinaria cuando nace un bebé varón, y sin embargo en Europa se practica sólo por prescripción médica, por ejemplo en casos de fimosis, o por creencias religiosas.

A nivel mundial, se estima que uno de cada tres hombres está circuncidado (al contrario que en EEUU), y por alguna razón en los últimos años se ha hecho mucha propaganda para promover la circuncisión, no se sabe muy bien con qué intereses, aunque principalmente se argumenta que reduce el contagio de enfermedades.

Investigación sobre la circuncisión

Esta nueva investigación ha observado que entre los hombres circuncidados hay una mayor proporción de hombres con dificultades para alcanzar el orgasmo, e incluso una serie de problemas en sus parejas.

Otros argumentos a favor de la circuncisión hacen referencia a la reducción de los riesgos de balanitis, infecciones de transmisión sexual y el cáncer de pene, los cuales igualmente se pueden evitar manteniendo una buena higiene del pene y haciendo un uso correcto del preservativo.

Realmente es bueno recordar que ninguna organización médica profesional recomienda la circuncisión rutinaria, ni en Europa ni en Estados Unidos, donde debido a las creencias generalizadas, la mayoría sigue circuncidando a los recién nacidos

Conclusiones destacadas sobre la circuncisión

Una de las primeras conclusiones del estudio acerca de la circuncisión, es que las mujeres cuya pareja está circuncidada ven insatisfechas sus necesidad sexuales en mayor medida que las mujeres cuya pareja no tiene el pene circuncidado.

Además suelen sufrir otra serie de problemas con mayor frecuencia, como son: dificultades para alcanzar el orgasmo, falta de lubricación, irritación, infecciones, y coito doloroso.

El número de hombres circuncidados con dificultades para llegar el orgasmo triplicó al de los no circuncidados, lo cual se puede deber a la perdida de sensibilidad en el glande y a perdida de la fricción con el prepucio.

Los dos problemas sexuales masculinos por excelencia, eyaculación precoz y disfunción eréctil, se daban con la misma frecuencia en ambos grupos.

La única diferencia en el comportamiento fue que los hombres circuncidados solían tener un mayor número de parejas sexuales a lo largo de su vida, esto en cambio me parece bastante subjetivo, en tanto en cuanto uno no se va paseando con el pene al aire o con un cartel en la frente que diga si uno está circuncidado.

1 comentario en “Más sobre la circuncisión rutinaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.