Masajeador de clítoris Sensuality

Sensuality de Playhouse

Alguna gente cuando escucha hablar de juguetes eróticos por alguna u otra razón se les viene rápidamente a la cabeza la imagen de un pene de látex de 20 cm o bien el famoso conejito rampante que regalaron las chicas de Sex & the city a Charlotte. Y sin embargo existen una variedad increíble en cuanto a formas, tacto, colores y funciones, como por ejemplo el masajeador Sensuality de Playhouse.

Como siempre a la hora de hacerte con juguetes eróticos es más que recomendable optar por marcas conocidas y con buena reputación, una de ellas es sin duda la holandesa Playhouse, un fabricante y distribuidor que lleva más de una década en el sector erótico.

Sensuality es un masajeador especialmente diseñado para poder estimular de manera fácil y cómoda la zona labial de la mujer así como el clítoris. Un juguete muy coqueto perfecto para usar tanto a solas como en compañía e incluso como complemento al sexo oral o cunnilingus.

Si ya eres aficionada a los juguetes eróticos es posible que este Sensuality te recuerde bastante al modelo Layaspot de la marca alemana Fun Factory. En efecto los parecidos son razonables, sin embargo Sensuality ofrece el doble de niveles de vibración y es ligeramente más largo.

En cuanto a precios, en nuestro buscador de productos eróticos podemos encontrar tiendas como Universo sex shop que lo venden por 29 €, mientras que Layaspot se mantiene entre los 40 y 50 euros. Así que si estás buscando un masajeador de este tipo ya sabes cuales son las principales diferencias.

Por lo demás son bastante similares, el manejo es sencillo y el diseño muy ergónomico; su forma de boomerang se acopla perfectamente a la vulva. Sensuality es además de un juguete erótico silencioso y que sin ningún problema podemos usar los juegos preliminares o en cualquier otro momento para aliviarnos tensiones musculares en hombros, nuca y espalda por ejemplo.

Y para terminar de convencerte, te cuento que te lo puedes llevar tranquilamente a la ducha, no lo vayas a sumergir en la bañera, pero si que puedes usarlo sin miedo bajo la ducha. Su tacto suave acariciará y excitará tus partes más íntimas mientras el agua recorre todo tu cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.