Penetración doble sin tríos

A muchas personas les fascina esta práctica sexual pero no encuentran con quién hacer un trío o la idea les causa recelo. Gracias a los juguetes eróticos, la penetración doble puede dejar de ser una fantasía sexual y hacerse realidad.

Qué es una penetración doble

En una penetración doble la mujer es penetrada por dos penes a la vez, uno por vagina y otro por el ano. Como es lógico, para hacerlo necesitamos dos hombres y una mujer. Lo que ocurre es que no todas las parejas están abiertas a la posibilidad de hacer un trío. De hecho en muchas parejas ni siquiera hay un hombre.

¡No pasa nada!, con juguetes eróticos podemos reemplazar a uno o ambos hombres por consoladores. Si eres un hombre puede que esto te haya sonado mal, pero es la realidad.

Penetración doble entre mujeres


En los sexshop se pueden comprar consoladores dobles, donde cada extremo a es la punta de un pene. Es un producto sencillo y asequible que podemos encontrar en una gran variedad de diseños. Está entre los más vendidos en el mundillo lésbico.

La alternativa es un arnés de doble penetración que tiene mejor sujeción, pero un planteamiento distinto. Con este juguete ambas mujeres se penetran por un solo orificio, a menos que añadamos juguetes extras. Es un producto tanto para mujeres homosexuales como para heterosexual que desean practicar pegging.

Penetración doble entre hombre y mujer

Las parejas hetero que desean experimentar la penetración doble sin tríos pueden comprar un anillo de doble penetración. Se trata de un producto que se ajusta a la base del pene y puede tener varios accesorios. Como vemos en la imagen, tiene un pene de goma acoplado para poder penetrar otro orificio al mismo tiempo.

Algunos modelos cuentan con un vibrador rabbit, la idea es situarlo sobre el clítoris para proporcionar la mayor estimulación sexual. El hombre podrá penetrar por la vagina, al mismo tiempo el vibrador rabbit estimula el clítoris mientras el dildo se adentra por el ano. Una experiencia compleja y divertida que requiere de un poquito de práctica.

Para terminar, sólo comentar que hablamos de penetración anal como si tal cosa. Es verdad que no sencillo que te enchufen uno de estos por el ano y al mismo tiempo te hagan el amor. Sabemos que iniciarse puede ser difícil, por eso siempre recomendamos comprar un lubricante anal de calidad y practicar sin prisas ni agobios.

Si nunca has probado el sexo anal puede que seas un poco reticente. Tanto hombres como mujeres pueden disfrutar mucho con uno de estos metido por el ano. Sobre todo cuando llegamos al clímax y el esfínter se contrae una y otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *