Preservativos

Preservativos

El preservativo es uno de los métodos anticonceptivos más seguros y populares, así como una barrera contra las ETS. Sus orígenes se remontan a varios miles de años, no obstante hoy nos referiremos a los modelos más recientes fabricados a base de látex u otras resinas, nada que ver con los primeros que se fabricaron a principios del siglo XX.


Existen en el mercado decenas de marcas de preservativos muy populares, y dada la demanda ha llevado a una explosión de creatividad con tal de diferenciarse unos de otros. Tanto mejor para los consumidores, ya que hoy en día pueden encontrar preservativos de todo tipo: anatómicos, con texturas, ultra finos, de diferentes tamaños, de diferentes espesores y fabricados con diferentes resinas.

Los preservativos anatómicos los hay de todo tipo, ya sea para guardar mejor el semen, para estimular el punto G, para frenar ligeramente el riego del glande y así servir un poco como retardante, etc. Los de texturas están orientados a aumentar la estimulación de ambos durante la penetración. Los ultra finos y los de diferentes tamaños ya se sabe… Pero luego están los de diferentes espesores, los más gruesos están principalmente orientados a penetración anal, por aquello de que deben ser más resistentes. Y en cuanto al material de fabricación, pues los fabricantes obviamente no se han olvidados de los alérgicos al látex, así que para que ellos también los puedan disfrutar se emplean resinas sintéticas en lugar del látex.

Pero eso no es todo, tanto si se van a usar o no para sexo oral, los puedes encontrar perfumados de casi todos los sabores: fresa, plátano, chocolate, caramelo, coco, menta, melón, melocotón, naranja, combinados, etc. Y por supuesto de todos los colores, además de transparentes e incluso fosforescentes por si quieres montarte un show a oscuras o emular alguna de las míticas escenas de espadas láser de Star Wars 😉

Y para los que con todo esto no se conforman, también están los preservativos «enriquecidos» con estimulantes, por ejemplo a base de ginkgo para estimular el riego sanguíneo, o de ginsen. Otros vienen con espermicidas y los hay también con retardante.

¿A qué esperas?, date un vuelta por el portal y descúbrelos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.