Prostitutas con parquímetro y alcaldesas belgas haciendo el amor al aire libre

Esta semana comienza calentita, por un lado tenemos a las prostitutas en Alemania que deben pagar sus impuestos, cosa con lo que estoy de acuerdo, pero llama la atención que las de Bonn tengan ahora la posibilidad de abonar el impuesto en máquinas especiales, como quien paga el estacionamiento por minutos en la zona azul.

No es broma, la noticia dice así: “La tarifa desde las 20:15 horas hasta las 06:00 horas es de 6 euros, que se abonan en el aparato automático, similar a un parquímetro para automóviles”.

En Bonn al parecer se han censado unas doscientas prostitutas, a seis euros por noche estaríamos hablando de más de 400.000 euros anuales!. Desde luego un ingreso nada desdeñable para cualquier ayuntamiento, y sólo estamos hablando de las que ejercen en la calle, porque la de los locales pagan sus impuestos por otra vía.

Por otro lado tenemos a una ardiente alcaldesa llamada Ilse Uyttersprot, que de turismo por España no pudo reprimirse o bien la sexualidad que flota en el sur la empujó a quitarse las bragas y dejar que su pareja le hiciera el amor al aire libre, pero no en cualquier sitio, sino en lo alto de una torre de una palacio Navarro! – esto es cancaneo con clase –.

Por si alguno quiere repetir la azaña, aun a riesgo de ser cazado y publicado en Youtube, se trata de una de las torres del Palacio Real de Olite en Navarra.

Si ya lo decía Raffaella Carrà, para hacer bien el amor hay que venir al sur!, chiste fácil.

El caso es que la mujer no se esconde, y vía Twitter ha dado la cara para restar importancia al incidente, según ella se trata de una “escena privada con su pareja que ocurrió hace 4 ñaos” y que desde el punto de vista político es irrelevante, en fin, qué decir de un país donde desde hace meses no hay gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.