Regalar un juguete erótico a una mujer

Un juguete erótico puede ser una buena opción como regalo para un día especial, ya sea de aniversario, Navidad, día de Reyes o San Valentín. Para evitar problemas, lo suyo es que antes de comprar nada, tengas una cierta idea de lo que a ella le gusta.

Encontrar el juguete erótico apropiado puede ser mas complicado de lo que uno podría pensar, pasa un poco como con la lencería, a ti te parece muy atractivo, pero tu pareja tiene otra idea en mente. En el caso de los juguete eróticos, puede ocurrir que incomodemos o la hagamos enfadar si el regalo es vulgar.

Hoy queremos compartir con vosotros algunos consejos para regalar un juguete erótico a una mujer.

Partimos de la base que es posible que te equivoques con la elección, pero también debes saber que si aciertas, la harás una mujer muy feliz, por tanto, creo que merece la pena arriesgarse.

Qué le gusta a ella durante el sexo

Haz memoria y trata de recordar todo lo que a ella le gusta cuando tenéis sexo. Piensa en todo aquello que la excita más y que le ayuda a llegar al orgasmo. Cosas que la vuelven loca, si le gusta mas las caricias en el clítoris, en los pezones, la penetración, etc.

Todo esto son pistas que te acercarán mas al juguete erótico ideal, y que te ayudarán a descartar muchos para simplificar la elección.

No escatimes en la calidad

En los últimos años hay varias marcas que se han posicionado en el mercado con líneas de juguetes eróticos de lujo o de alta calidad. Son productos elaborados con materiales suaves y duraderos, que ofrecen estímulos muy placenteros y al mismo tiempo tienen una imagen muy cuidada.

Si quieres hacer un regalo especial, descarta los juguetes eróticos baratos y aquellos que se venden como artículos de broma. Echa un vistazo a los productos de marcas como Big Teaze Toys, LELO, Fun Factory, JimmyJane, o We-Vibe.

Evita los realisticos

En el mundillo, se emplea el término realistico para todos aquellos dildos y vibradores que se fabrican emulando el pene de algún conocido actor, lo cual es probable que a tu china no le interese o le resulta extraño… en todo caso, lo suyo es comprar un kit de clonación de pene y clonar el tuyo, puede ser algo divertido como juego erótico.

Evita los juguetes anales si no le va el sexo anal

Regalar un juguete erótico para el ano a sabiendas de que a ella no le gusta este tipo de práctica, un tiro por la culata. Lo único que puede pensar es que el regalo es para ti y que a ella en cierto modo la obliga a hacer algo que no le apetece.

Si piensas que le puede gustar, entonces trata de escoger un juguete erótico que resulte atractivo, algo con lo que de ganas de jugar y experimentar. Por ejemplo uno de esos plug anales de cristal que tienen un extremo mas estrecho que el otro, puede ser fascinante ver la penetración a través de uno de estos, y además resbalan muy bien cuando se lubrican.

El vibrador para el clítoris es la opción mas segura

Comprar un vibrador para el clítoris es apostar a caballo ganador, porque la inmensa mayoría de las mujeres alcanza el orgasmo estimulando el clítoris, además suelen ser masajeadores bastante discretos y efectivos que no requieren penetración.

Si no tienes claro qué le gusta mas, no le des mas vueltas, escoge un vibrador de clítoris, además lo podréis usar durante vuestros juegos sexuales e incluso durante el coito. Para que te hagas una idea, echa un vistazo a la gama de masajeadores de LELO, todos ellos de formas elegantes y estimulantes que invitan a jugar.

Escoge acompañante

A la hora de regalar un juguete erótico a una mujer, es buena idea acompañarlo de otro regalo o bien incluirlo dentro de una cesta regalo, de modo que el centro de atención no sea única y exclusivamente el sextoy.

De este modo, si le da un poco de verguenza, si no le gusta tu idea, o le resulta violento o provocativo, siempre sabes que el otro regalo es algo que le gusta y por tanto estará feliz, e incluso puede ayudar a que vea con mejores ojos tus intenciones sexuales.

Como acompañante puedes escoger algún conjunto de lencería, algunos productos de cosmética erótica, o alguna pieza de bisutería, o incluso si tu presupuesto lo permite, algo de joyería nunca falla. También está la opción de los dulces si es una golosa, o uno de esos «vales» tipo «vale por un masaje», «vale por una cena en tu restaurante favorito», etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.