Sexo anal

¿Por qué renunciar al placer? Por qué decir No antes de haberlo probado? Por que no disfrutar cuando millones de personas lo hacen? Si es tu primera vez con el sexo anal o has tenido alguna mala experiencia o dolorosa no dudes en probarlo o intentarlo de nuevo, pero antes, no dejes de leer estos pequeños consejos:

Es imprescindible utilizar un buen lubricante anal o si temes al dolor, utiliza un lubricante relajante. Son el gran invento ya que relajan la zona y la preparan para sentir un placer muy intenso. Muy importante es estar relajada y muy excitada y sobretodo, no tener prisas. Tu pareja debe ir despacio y no dejar de tocar otras zonas erógenas al mismo tiempo.

Antes de una penetración completa te recomiendo utilices un pequeño dildo. Con el puedes jugar, rozarlo y poco a poco introducirlo. Esto hará que cojas confianza y empieces a disfrutar. Una de las razones por las que puede resultar doloroso es la tensión que ponemos en esa zona. Por lo que el uso de una buena lubricación y un juguete pequeño te harán coger confianza. Y cuando estés hecha una experta puedes utilizar el dildo para tener una doble penetración.

A los chicos también les gusta aunque algunos son todavía un poco reticentes a probarlo y la mayoría a reconocerlo. Ellos tienen el punto P (lo que equivaldría a nuestro punto G) además de miles de puntos erógenos en el interior. Les sorprendería saber como aumenta el placer si una vez introducido el juguete, lo sacas de golpe en el momento del orgasmo. Proponle un trato y probarlo los dos.

En la tienda erotica Enlagloria.com puedes encontrar estos y otros productos que os ayudarán a disfrutar de la experiencia.

1 comentario en “Sexo anal

  1. Tienes toda la razon, mi tactica fue esa. Yo pruebo lo que el pruebe y la verdad hoy jugamos a peliarnos por «el» compartir juguetes es de solo pensarlo un morbo TOTAL
    picos
    Ana Maria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.