Sexo en la ducha con vibradores

Durante el verano, el pasar por la ducha varias veces al día se convierte para algunos en una costumbre, especialmente cuando no tenemos toda la casa climatizada, o simplemente porque tenemos que salir de casa para cualquier recado en las horas de más calor y a poco que camines de acá para allá, ya estás sudando.

Si a eso sumamos el andar con poca ropa, y el quitárnosla cada vez que pasamos por la ducha, es normal que nuestro deseo sexual se estimule, y nos apetezcan ciertos placeres, ya sea a solas o en compañía.

Lo que muchos hombres y mujeres aún no saben, es que existe una gran variedad de juguetes eróticos que son impermeables, y otros tantos que incluso son sumergibles, y que por tanto podrían ser usados en la ducha o la bañera, o incluso en la piscina o el jacuzzi.

Entre los juguete eróticos más simpáticos están los patitos vibradores, toda una serie de patos de goma con vibrador incorporado que podemos encontrar en diferentes diseños. Una opción discreta, divertida y económica.

Si buscamos algo más práctico, entonces podemos echar mano de vibradores acuáticos con formas fálicas, algunos incluso cuentan con ventosa para que puedas fijarlos a la pared o al plato de ducha, y así no tienes que estar sujetándolos mientras te penetras.

Eso si, si quieres disfrutar de una penetración placentera, lo más recomendable es hacer uso de algún lubricante íntimo a base de silicona.

Y si no te convence ni lo uno, ni lo otro, y prefieres algo más pequeño, entonces quizás te interese los vibradores con control remoto. Como puedes ver en la siguiente imagen, se trata de un pequeño dispositivo con forma de huevo o bala que podemos introducir en la vagina y controlar a través del mando.

Podemos dejar el mando a nuestra pareja, o simplemente colocarlo, activar el vibrador y pasar a la ducha, donde las caricias del agua y las vibraciones internas nos conducirán a un intenso orgasmo.

Si quieres algún consejo más, te recomiendo leer los artículos Sexo en la ducha y Sexo en la ducha, ahora más fácil. En ambos aportamos algunos consejos para que el sexo en el agua sea más placentero, así como se recomiendan algunos accesorios para evitar accidentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.