Archivo de la etiqueta: Dispareunia

Glandulas de bartolino

Las glándulas de bartolino, cuyo nombre se debe a su descubridor holandés Caspar Bartholin, están situadas a ambos lados de la parte inferior de la entrada de la vagina, aunque normalmente no son visibles ni se palpan, cumplen una función importante, y si se obstruyen podemos sufrir una bartolinitis.

Las glándulas vestibulares mayores, o glándulas de bartolino, son parte importante de la sexualidad femenina por el papel que desempeñan durante las relaciones sexuales. Al ser glándulas y encontrarse en la parte inferior de la entrada de la vagina, su función principal es secretar una sustancia acuosa que lubrica la vulva, facilitando así la penetración.

El problema sobreviene cuando se bloquea el conducto distal de la glándula, la retención de secreciones puede dar lugar a la formación de quistes (cuando contiene líquido), abscesos (cuando contiene pus) e incluso tumores en mujeres de edad avanzada.

Seguir leyendo Glandulas de bartolino

Cáncer de mama y sexualidad

El diagnóstico de una enfermedad como el cáncer de mama es un acontecimiento que puede generar temores y angustias que deterioran la personalidad. Posteriormente se producen secuelas quirúrgicas que pueden producir trastornos de la imagen corporal, una no está a gusto con su cuerpo y no se siente atractiva, a esto se suman las consecuencias del tratamiento y fácilmente se puede entrar en una espiral negativa que acaba erosionando la sexualidad y la relación de pareja.

A este respecto, se ha publicado en estos días un estudio realizado por la Universidad de Monash en el marco de su Programa para la Salud de la Mujer, lo resultados son bastante contundentes: de las casi 1700 mujeres que participaron por haber sido diagnosticadas y tratadas de cáncer de mama, un 70% reconoció que su vida sexual se había deteriorado notable dos años después del diagnostico.

El caso es que es un ámbito al que históricamente no se le ha dado demasiada importancia, es como que lo peor ha pasado y lo que venga después ya es problema de ella, o intimidades que la pareja debe resolver… Sin embargo es un problema que no es fácil de resolver, requiere de mucho apoyo, comprensión y comunicación, y si con anterioridad esto no existía y además había algún conflicto previo, las consecuencias directas de la enfermedad, de los tratamientos o del impacto emocional que ambas generan, que de por si son bastantes, también pueden contribuir a agudizar las crisis o problemas de pareja.

Seguir leyendo Cáncer de mama y sexualidad

Dispareunia o coito doloroso

Las dispareunia o coito doloroso no es un problema sexual exclusivo de la mujer, aunque en la inmensa mayoría de los casos es ella quien la sufre, realmente también los hombres pueden experimentar relaciones sexuales dolorosas. Estas molestias o dolores se pueden dar antes, durante o después del coito, y se deben a causas físicas, pero también psicológicas, como la gran mayoría de disfunciones sexuales.

Uno de los factores que puede conducir a una persona a experimentar coitos dolorosos es su nivel de conocimientos en temas de sexualidad. La mala información, los tabúes, prejuicios o sentimientos negativos suelen provocar comportamientos nada positivos para disfrutar de una relación sexual satisfactoria.

Cuando se trata de factores físicos y el hombre es el que sufre dispareunia, ésta se puede deber a: la fimosis, a infecciones en la uretra o en las vesículas seminales, así como en la próstata o en la vejiga. En el caso de la mujer, las causas más frecuentes son por ejemplo: la falta de lubricación vaginal, las inflamaciones de vulva (vulvitis), de vagina (colpitis, vaginitis), quistes, foliculitis, lesiones traumáticas, inflamación de vejiga (cistitis), inflamación de las trompas de Falopio (salpingitis), endometritis, y endometriosis.

Seguir leyendo Dispareunia o coito doloroso

Tratamiento para el vaginismo

Hay que tener claro que cada caso de vaginismo es diferente y que tampoco por leer este artículo una deba diagnosticarse… En cualquier caso los expertos los clasifican como vaginismo primario que es el más frecuente y se da al experimentar nuestras primeras relaciones sexuales o al pasar por una exploración ginecológica, y luego está el vaginismo secundario o adquirido que aparece tras un trauma sexual (infecciones, tras una cirugía, tras dar a luz, etc.).

Como comentaba en Vaginismo o miedo a la penetración, hay por ejemplo casos de vaginismo donde existe sólo una leve tensión muscular, pero hay otros casos donde se hace imposible hasta introducir los dedos o un tampón, por tanto ni hablar de exámenes ginecológico o de realizar el coito.

Es importante acudir a un especialista porque este tipo trastorno sexual requiere de un tratamiento físico y psicológico. Hay que averiguar a qué se debe este miedo a la penetración, y buscar la manera de controlar los músculos que rodean la vagina con idea de que una pueda ser capaz de tensarlos y relajarlos.

Seguir leyendo Tratamiento para el vaginismo

Vaginismo o miedo a la penetración

El vaginismo es un trastorno sexual que afecta a la mujer en mayor o menor intensidad provocando desde una leve tensión muscular hasta una contracción de los músculos que rodean la vagina que impide la penetración. Por si solo, el vaginismo no provoca dolor, pero al forzar la penetración si podemos provocar dolor y mucho, así como algún tipo de lesión e incluso sangrado.

El vaginismo resulta bastante frustrante para la mujer que lo padece y puede provocar que una mujer pase de los 20, 25, los 30 e incluso más sin perder la virginidad, o sin disfrutar de la penetración completa aunque lo desee y aunque exista la excitación sexual.

Seguir leyendo Vaginismo o miedo a la penetración