Archivo de la etiqueta: enema

Sexo anal, si juegas en el barro es probable que te manches

En ocasiones la gente te pregunta como es eso del sexo anal, si alguna vez lo has hecho, si has tenido algún problema, y demás. Hay experiencias de todo tipo, y aunque algunos lo consideren una práctica sucia, no tiene por qué serlo.

La cruda realidad sobre el sexo anal es que posiblemente te acabes manchando, como todos sabemos la función del ano y el recto no es otra que la de evacuar, por tanto cuando introducimos un juguete erótico, un dedo, o el pene es posible que se manche con materia fecal. El mejor modo de evitar esto, es prever de alguna manera la posibilidad de tener sexo anal e ir con anterioridad al baño para evacuar, después una duchita y muy probablemente no nos encontremos sorpresas.

A este respecto el mundo del porno ha hecho creer a mucha gente que se trata de una práctica fácil y limpia de buenas a primeras, cuando en realidad requiere de un poco de higiene previa, mayor estimulo, lubricante y cariño, ya que además son tejidos muy sensibles.

Seguir leyendo Sexo anal, si juegas en el barro es probable que te manches

Como se usa el bidet

En ocasiones hablamos de higiene intima como si tal cosa, o en el caso del sexo anal como si alguien tuviera que tener en casa enemas y diferentes accesorios con los que dejar sus cañerías como los chorros del oro, y lo cierto es que con un paso por la ducha o el bidé vamos listos, pero resulta que hablando en más de una ocasión sobre este tema me doy cuenta que alguna gente ignora como se usa el bidet!

Los hay que tienen el bidé para lavarse los pies, para bañar al bebe, como mini pecera o simplemente para poner las toallas usadas o la ropa sucia… Si bien se le puede dar este uso, es mucho más lógico si lo empleamos para cuidar nuestra higiene intima, es decir, para lavarnos nuestros genitales y el ano después de hacer nuestras necesidades, en esos días del mes o tras haber mantenido relaciones sexuales.

Como dato curioso, te cuento que el bidet originalmente era un pequeño caballo robusto que se usaba en Francia un poco para todo, lo mismo se montaba con silla, que se usaba como caballo de tiro o caballo de carga con albarda. Por tanto, el bidé que encontramos en nuestros cuartos de baños reciben su nombre porque bien parece que fuéramos montados a horcajadas en un caballo.

Seguir leyendo Como se usa el bidet

Ducha anal

La ducha anal es una práctica muy recomendada, por no decir obligatoria, a la hora de practicar sodomía, fist, besos negros o cualquier otra práctica sexual donde se vea involucrado el recto. Las duchas anales o enemas se vienen practicando desde hace siglos, bien con fines médicos o bien para lo que hoy nos ocupa: las relaciones sexuales.

Básicamente consiste en introducir agua tibia y limpia en el recto, que a continuación expulsaremos, de manera que eliminemos todos los posibles restos que puedan haber en el recto para así evitar sorpresas durante el sexo. No es recomendable emplear jabones, ya que aún siendo neutros pueden irritar la zona, y destruir la mucosa que lo protege de manera natural.

Uno de los métodos más sencillos y económicos que podéis encontrar son las peras para ducha anal. Consisten en un pequeño deposito de agua y una jeringa plástica que debes lubricar para facilitar el acceso. Algunas incluyen un pequeño accesorio para realizar igualmente duchas vaginales.

Las podéis encontrar desde 9 euros, pero para ver más modelos os recomiendo echar un vistazo a la sección de Higiene Intima de Coompra.