Archivo de la etiqueta: Tailandia

Juguetes eróticos Made in China

Para nadie debería ser una sorpresa que muchos fabricantes de juguetes eróticos confían el proceso de fabricación y montaje a terceras empresa localizadas en China, a fin de cuentas allí se fabrican la inmensa mayoría de productos que compramos hoy en día, allí o en alguno de sus países vecinos como India, Tailandia o Pakistán.

Sin embargo para el redactor del artículo Sexo a escala industrial, publicado en Abc.es, la visita a la fabrica de la compañía Danny en Guangdong ha resultado una experiencia un tanto chocante… a lo largo del artículo nos trata de transmitir por activa y por pasiva lo terrible que es el uso de este tipo de artilugios sexuales y lo fría que es una de estas fabricas. Imagino que antes de visitarla se había creado en su cabeza la idea de que iba a visitar la casa Playboy en China, donde cientos de jovencitas chinas, poseídas por la lujuria y el desenfreno, montaban juguetes eróticos, mientras otras tantas los iban probando antes de embalarlos… al menos eso me lleva a pensar esta frase suya:

Los envases de dichos productos siempre muestran como reclamo imágenes eróticas de modelos lascivas y sugerentes, la dura realidad es que el proceso de producción no puede ser más frío, aséptico e industrial.

O esta otra:

Decenas de jovencitas ensamblan mecánicamente y sin ninguna risita avergonzada o maliciosa los artilugios, que después desinfectan con alcohol antes de almacenarlos en sus respectivos envases.

Quizás esperaba que las jovencitas fueran con orejitas y colas de conejo, o vestidas con un simple bikini… La idea está bien como fantasía erótica, pero nada más, una fábrica es una fábrica, ya sea de batidoras, de móviles o de vibradores… y obviamente cuando ya has montado más de 1000 iguales como que aquello ha perdido completamente el erotismo y la gracia, y no es mas que una pieza de silicona equipada con un motor vibrador.

Seguir leyendo Juguetes eróticos Made in China

Ladyboys o katoey

Ladyboy

Los ladyboys o katoey en tailandés, se refiere sobre todo a los chicos que se consideran a si mismos como mujeres atrapadas en el cuerpo de un hombre. Es algo que pueden manifestar desde niños, lo cual les lleva a tomar hormonas desde una edad muy temprana.

Aunque aquí suene raro, en su país pueden conseguir las hormonas con o sin receta en cualquier farmacia. Gracias a ellas consiguen adoptar características femeninas como el cambio de voz, una silueta más femenina y unas facciones más delicadas.

Muchos de ellos caen en la prostitución, y es cuando tienen dinero que optan por colocarse implantes de silicona para tener pechos y para sentirse realizados. Algunos llegan incluso a hacerse la operación de cambio de sexo por unos cuantos miles de dolares.

Seguir leyendo Ladyboys o katoey