Archivo de la categoría: Relatos eróticos

La novela erótica Lost Girls

Si la semana pasada hablábamos del algo tan curioso como las biblias de Tijuana, hoy le toca a Lost Girls, una novela erótica que relata las aventuras sexuales de tres personajes de ficción femeninos, tres personajes que todos los niños conocen y que en su tierna infancia jamás hubieran imaginado que eran capaces de tales cosas.

En Lost Girls los personajes infantiles de cuentos que tiene el protagonismo son Alicia (de Alicia en el País de las Maravillas), Dorothy (de El Mago de Oz) y Wendy (de Peter Pan). Tres muchachas que hicieron soñar a millones de niñas, pero que luego se hicieron mujeres y descubrieron la sexualidad.

Seguir leyendo La novela erótica Lost Girls

Una ayuda especial

Un relato erótico sobre aquellos/as que pasan horas y horas estudiando, mientras el cuerpo les pide otra cosa… Este relato erótico participa en nuestro concurso, así que si te gusta no olvides dejar tu comentario al final.

Un sábado por la tarde, a punto de salir del trabajo, quise ver si me llegó algún correo, estaba revisándolo cuando una amiga entró al MSN, le pregunté.

– Que andas haciendo? –

– Trabajando en la casa. –

Contesto ella por el MSN, y sin pensarlo le pregunte.

– quieres que te ayude? –

No sé si ella lo pensó pero me contestó.

– Claro ven, te espero con ansias. –

– Estas segura? –

Seguir leyendo Una ayuda especial

Hoy soy sándalo

Un relato erótico donde comprobamos que las cosas no siempre suceden como las hemos planeado, ya que el hado también nos reserva sus sorpresas. Este relato erótico también participa en nuestro concurso, así que si te gusta no olvides dejar tu comentario al final.

Vestida para conquistar, o mejor aún, conquistarte.

Sabes lo que me gusta? Creo que si.

Me gusta disfrazarme, dejarme llevar. Hoy quiero ser Negro. Estoy en casa, no vuelvas tarde, te he dicho…

He encontrado mis guantes de encaje, me parecen muuuy eróticos. Me gusta el tacto de tu piel a través de la ropa. Creo que me los voy a poner… mmm… me encantan… A ver que tengo por aquí… hoy no quiero ser rosa, ni blanco… Hoy quiero ser Negro, hoy quiero ser seda, cuero y encaje.

Hoy me siento oscura, hoy no quiero ser una gatita. Pienso en verte llegar, cansado del gimnasio, recién duchado y con el pantalón del Karategui. Tan blanco…, sin camiseta y a medio atar… tan sexy… pero no, hoy no es ese el plan.

Seguir leyendo Hoy soy sándalo

Historias de Beva

Un relato erótico que narra un encuentro sexual entre una mujer casada y un amigo a través de Internet. Este relato erótico participa en nuestro concurso, así que si te gusta no olvides dejar tu comentario al final.

Beva estaba en su oficina, durante el día tenía tanto trabajo que se pasaba la mañana haciendo números y anotando entradas en el debe y el haber de la hoja de cálculo de su ordenador, las cuentas del hotel eran su trabajo, y aunque no era mucho el tiempo que en realidad le llevaba hacer todos los apuntes, a ella, que era muy meticulosa, le gustaba repasar bien las cosas, vestida con sus tejanos y su camiseta de manga larga, el pelo recogido en una coleta y su eterna sonrisa dibujada en su cara, anotaba y anotaba y finalmente repasaba hasta que una vez comprobado de forma exhaustiva que todo era correcto, llegaba el momento de tomarse un ligero respiro.

En esos momentos, miraba el reloj y comprobaba que tenía tiempo, a veces estaba tan embelesada entre sus anotaciones y el teléfono que de vez en cuando la sacaba de su ensimismamiento, que le llegaba la hora de comer y se iba, y aunque le gustaba mucho lo que iba a hacer, era lo suficientemente responsable, como para anteponer su trabajo a la diversión, pero hoy era estupendo, faltaba una hora para que se acabara su jornada laboral y pensó, mientras una sonrisa traviesa se dibujaba en su rostro que si encontraba a Xavi lo iban a pasar muy bien…

Seguir leyendo Historias de Beva

Noche en la discoteca

Un relato erótico que surge a raíz de una ardiente noche de discoteca. Este relato también participa en nuestro concurso, así que si te gusta no olvides dejar tu comentario al final.

Sábado por la noche, mi mujer y yo decidimos, por variar un poco de tanta cena con amigos o viendo películas, salir a una discoteca. Ya hacía meses que no pisábamos una, y es raro porque a mi esposa le encanta arreglarse para ir de fiesta y sobre todo bailar, de hecho así la conocí.

Para la ocasión yo me puse un poco más arreglado de lo normal cuando uno va de bares, por no desentonar más que nada. Ella en cambio se puso preciosa con una falda negra cortita y un top negro que transparentaba un poco, no la vi vestirse pero por el escote deduzco que lleva un sujetador de los suyos que le realzan sus maravillosos pechos.

Seguir leyendo Noche en la discoteca