Vino italiano afrodisiaco, el Pelaverga

Cuando oí hablar de él lo primero que pensé es que era broma, o bien formaba parte de una campaña de marketing viral, sin embargo no es así, resulta que el Pelaverga existe y es una interesante denominación de origen italiana a pesar de tener un nombre un tanto desafortunado en castellano o no tanto, ya que se considera un vino afrodisiaco casi desde la época de los romanos.

Por si eres aficionado al vino, te cuento que los Pelaverga sólo se producen en la provincia de Cuneo, en la región del Piamonte, muy cerquita de los Alpes.

El vino Pelaverga se elabora a partir de la uva pelaverga, que obviamente es propia de la región y aporta al vino unos sabores especiados y afrutados que maridan la mar de bien con charcutería, quesos, platos de pasta, y rissotos, todos ellos perfectos para un menú afrodisiaco que estimule nuestros sentidos.

A lo largo de la historia este vino ha gozado de buena fama, y por ejemplo cuenta la leyenda que ya a comienzos del siglo XVI la marquesa de Saluzzo se ganó los favores del Papa Julio II tras enviarle una treintena de botellas del vino que tanto gustaba en Saluzzo.

Lo de tomar el vino como afrodisiaco no es nada nuevo ni exclusivo de Pelaverga, realmente aparte de las propiedades desinhibidoras del vino, siempre se le ha asociado a situaciones especiales que acaban en momentos íntimos muy placenteros. Es una bebida que consumida en su justa medida invita a ello, y que en muchas ocasiones ha sido motivo de estudio, como aquel que aseguraba que el vino tinto podría incrementar el deseo sexual de la mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.