Virus del papiloma humano o VPH

Papilomavirus

El virus del papiloma humano o VPH (HPV en inglés) son unos virus que infectan la piel y las membranas mucosas de humanos, tanto hombres como mujeres son portadores del virus y se han identificado más de cien tipos diferentes, la mitad de ellos se transmiten generalmente por contacto sexual, si bien todos se transmiten por el contacto piel a piel.

Hay más de una decena de virus del papiloma que se consideran de alto riesgo ya que pueden evolucionar a un cáncer en aquellas zonas que infectan, así se dan por ejemplo cáncer cervical (o cáncer del cuello del útero), cáncer anal o cáncer de pene. No es habitual, pero una mujer puede llegar a quedar estéril al combinarse con alguna otra infección y atacar las trompas de falopio.

Se trata de virus resistentes a las condiciones adversas y muy infectivos, que no entienden de fronteras y afectan a todas las razas, edades y sexos pudiendo ocasionar graves consecuencias si no se previene o detecta a tiempo. Afortunadamente en España la prevalencia de infección por VHP, en población general, es de las más bajas de Europa, en torno al 3%, siendo más alta en mujeres jóvenes y con un mayor número de parejas sexuales.

Cómo prevenir el papiloma humano

Existen varias vacunas para prevenir el papiloma, éstas actúan sobre determinadas variantes de VPH, concretamente los de tipo 16 y 18, causantes de cerca del 70% cánceres cervicales. En España se recomienda administrarlo a niñas a partir de los once años, y es aconsejable estar vacunada antes de empezar a mantener relaciones sexuales.

El preservativo no es un método totalmente efectivo dado que es una enfermedad que se transmite por el simple contacto cutáneo, sin embargo diversas investigaciones advierten que el uso de preservativos durante las relaciones sexuales reducen notablemente los riesgos de contagio e incluso se ha observado una tasa más baja de incidencia de cáncer cervical.

Lamentablemente la única forma segura de prevenir la infección, aparte la abstinencia de contacto sexual, es no tener relaciones más que con personas no infectadas, pero no todos los infectados conocen los síntomas o si ya han sido contagiados.

Síntomas del papiloma y cómo se cura

Algunos de los síntomas que sugieren la presencia de virus del papiloma humano son las irritaciones constantes en la entrada de la vagina, con ardores durante las relaciones sexuales, así como las pequeñas verrugas en áreas genitales y del ano. Las verrugas pueden aparecer varias semanas después del contacto sexual con una persona que esté infectada con VPH, o es posible que tarden varios meses o años en aparecer; o incluso, puede ser que nunca aparezcan.

Estas verrugas pueden variar en apariencia, número y tamaño con lo cual es más que recomendable acudir a un especialista, el cual en caso de las mujeres podrá realizar la prueba de Papanicolau para determinar si ha sido infectada o no. Es habitual que el VPH no se manifieste de manera externa, y de hecho el que la infección evolucione a un cáncer lleva su tiempo, por ello resulta importante hacerse revisiones médicas regularmente cuando se tiene una vida sexualmente activa.

No existe un tratamiento especifico para este virus, sin embargo las verrugas si pueden ser eliminadas quemándolas, congelándolas o mediante cirugía. En algunos casos las verrugas desaparecen, pero esto no significa que el virus haya desaparecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.