Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Si has tenido ocasión de probar el Aneros SGX o el Aneros MGX, lo suyo es que antes o después pases al siguiente nivel: el Aneros Progasm, cuyo grosor es mayor, y por tanto intensifica las sensaciones.

Si no habías oido hablar de estos juguetes eróticos, debes saber que son estimuladores prostáticos fabricados en Estados Unidos y comercializados en el mundo entero. Al igual que los otros modelos Aneros, con Progasm también podemos estimular la próstata y el perineo al mismo tiempo, lo que pasa es que dado su tamaño es recomendable que antes hayas tenido alguna experiencia de disfrute anal para que no te sea difícil poder introducirlo con ayuda del lubricante.

A diferencia de los otros modelos, y dado que este es para usuarios avanzados, el Progasm lo vamos a poder encontrar en diferentes colores (negro, rojo, azul o blanco por ejemplo) para que puedas encontrar tu tono favorito o hacer que combine con el resto de tu colección de juguetes sexuales.

Dada su simpleza resulta curioso que no se le haya ocurrido inventarlo a nadie mucho antes, es tan sencillo de usar que ni vas a tener que sujetarlo, el solito se moverá gracias a las contracciones de tu ano, lo que provoca un circulo vicioso de placer, ya que al ser estimulado el ano se contrae con más frecuencia, y al contraer mueve más y más el estimulador Aneros, hasta que al final no puedes más y eyaculas sumido en un intenso placer.

Como usar un Aneros Progasm

  1. Lo primero sería sacar tu flamante Aneros Progasm del envoltorio y enjuagarlo bien.
  2. Luego nos podemos dar una ducha para estar limpitos.
  3. A continuación echamos mano de algún lubricante anal, ya sea a base de agua o silicona.
  4. Puedes tumbarte boca arriba o boca abajo, mucho más fácil es la primera opción, e incluso si tienes un espejo de mano traelo a la cama porque seguro te da curiosidad y quieres ver lo que andas haciendo…
  5. Para facilitar las cosas puede comenzar a masturbarte como haces siempre, y cuando estés bastante excitado pensando lo que vas a hacer puedes lubricar tus dedos y empezar a jugar con tu ano.
  6. A la hora de introducirlo una buena manera de relajar los músculos es haciendo inspiraciones profundas, para luego exhalar el aire lentamente.
  7. Bueno, ya solo queda introducirlo, no tienes más que empujar un poquito y en cuanto entre la punta lo demás va rodado.
  8. Siente por unos segundos las diferentes sensaciones, prueba a contraer el ano, y sigue masturbándote, verás que el pene se te pone bastante duro, y cuando llegues al orgasmo las sensaciones serán realmente fuertes.

Para que te hagas una idea más concreta, te cuento que el estimulador Aneros Progasm mide algo más de doce centímetros de largo, y tiene unos tres centímetros de ancho, es decir, bastante parecido a un pene real, pero tranquilo que por usar este tipo de juguetes eróticos uno no se vuelve gay, recuerda que uno nace, no se hace 😉