Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Burdeles de Berlín y prostitución en Alemania

General, Noticias | 0 Comentarios

En Alemania la prostitución es un negocio como cualquier otro, solo que este mueve mucho más dinero que la mayoría y además de manera legal, ya que el gobierno alemán durante el mandato de Schröder en 2002 tuvo la capacidad y pragmatismo suficiente como para sentarse a negociar y legislar una industria que mueve una cantidad de dinero más que considerable.

En su momento este avance dio que hablar, e hizo que otros gobiernos se lo plantearan. Al ser noticia hace unas semanas la apertura del prostíbulo de la Junquera, y tras las presiones posteriores por parte de la policía, es interesante retomar el tema, ver cómo lo legislan en otros países y qué tal funciona para ver si convendría o no aplicarlo en España.

Actualmente sólo en Berlín y sus alrededores cuentan con más de 700 burdeles, algunos de ellos complementados con cines y saunas como por ejemplo el Artemis, un autodenominado club nudista o FFK (Frei Körper kultur), donde por 80 euros tenemos acceso a sus instalaciones durante un día entero, allí encontramos saunas, baños turcos o hamam, piscina – jacuzzi, restaurante, cines X, masajistas profesionales y, como no, chicas a 60€ la media hora. Un auténtico palacio del placer de más de 4000 metros cuadrados y casi un centenar de mujeres.

Tras la legislación aprobada hace ya ocho años en Alemania, las prostitutas se han convertido en trabajadoras independientes con cobertura por desempleo y seguro médico, condiciones que ni si quiera tienen algunos autónomos en España…

Si nos remitimos a las cifras, actualmente están dadas de alta más de 450.000 prostitutas en un país de más de ochenta millones de habitantes, lo cual puede dar una idea de cuanto puede ingresar el Estado mensualmente sólo en concepto de seguridad social. En cambio en países como España o Francia donde no está legislado no se sabe a ciencia cierta cuantas prostitutas hay, por ejemplo en Francia se estima que hay entre 15 y 30 mil prostitutas, mientras en España estiman que hay alrededor de medio millón de prostitutas – ¿lo de España es mucho, lo de Francia es poco? ¿Quién sabe? –.

Dejando a un lado el tema fiscal, están las condiciones laborales de las mujeres, ahora como comentaba disfrutan de una mayor seguridad tanto si pierden el empleo como si caen enfermas, por no mencionar la libertad que tienen de empezar o abandonar la profesión, así como la protección frente a las redes de proxenetas.

Bajo estas condiciones hay prostitutas que trabajan días sueltos, mujeres con su vida hecha pero que no dudan en ganar un dinero extra para llegar más holgadamente a final de mes. De hecho hay prostitutas que se desplazan a Berlín para trabajar unos días y luego volver a su lugar de residencia sin levantar la más mínima sospecha. Es más, tras el desplome de la economía las cifras de mujeres que ejercen la prostitución han ido en aumento, unos creen que es porque se pierde la dignidad y los valores, mientras otros consideran que la seguridad que ofrece la legislación vigente anima a más de una, que antaño ni se lo habría planteado, a probar aunque sea por un tiempo.

Como nota curiosa para terminar, te cuento que sólo en Berlín hoy en día existen cientos de locales, que se dice pronto, entre burdeles, salones de masaje, locales nocturnos, etc. Lo que da lugar a una competencia feroz y una creatividad inusitada a la hora de captar clientes, por ejemplo el Pussy Club propone una tarifa plana de sexo ilimitado con bebida y comida por 70 euros; Otros proponen descuentos para los parados, para los mayores, para los que vienen en bici… ¿Veremos esto en España? ¿Cuantos cientos de millones de euros deja de ingresar el Estado por no legislar la prostitución?