Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Como cuidar los pies de tu amante

General, Prácticas sexuales | 1 Comentario

cuidar los pies de tu amante

Durante todo el día nos la pasamos yendo y viniendo del trabajo, al supermercado, al banco, y en ocasiones corriendo o haciendo senderismo. Pobres pies, a cada paso que damos ellos chocan con el suelo con una fuerza superior a todo el peso de nuestro cuerpo, nos sirven fielmente, y a cambio que poco amor les damos.

Mientras algunos pocos son devotos de los pies hasta el punto de ser fetichistas que requieren de un pie o un zapato para obtener satisfacción sexual, la mayoría de nosotros somos más aficionados a los pechos, torsos, nalgas, etc.. Puede que no necesites 10 cm de tacón para excitarte, pero cuidar los pies de tu amante te hará ganar puntos, ya que puede resultar muy excitante y placentero.

Aquí te dejo algunos consejos:

  • Darle a tu pareja una pedicura. Con unas uñas bien cortadas, limadas y sin cutículas hará que sus pies se vean más sexy. Tanto si eres un hombre como una mujer, que la otra persona cuide tus pies es una muestra de intimidad y cariño.
  • Masaje de pies. Un masaje tradicional de pies le ayudará a liberar las tensiones del día, pondrá una sonrisa en la cara de tu pareja y probablemente la ponga de humor para otras cosas… Quítale los zapatos y calcetines con cariño, y tras enjuagarse los pies, frótale los músculos de los pies despacio y con ternura, esto le hará pasar del ajetreo diario, a un momento de intimidad y relax.
  • Puedes aplicar algún aceite para masajes o bálsamo aromático que estimule los sentidos y suavice la piel, también puedes aplicar las técnicas de reflexología, shiatsu u otras técnicas de masajes orientadas a estimular puntos concretos del pie para liberar la energía. Si no sabes por donde empezar, prueba a masajear el costado del dedo gordo y el valle que se forma entre los dedos y el resto de la planta del pie.
  • Prueba a usar tu lengua, para esto si es necesario que tenga los pies limpios, y que no tenga cosquillas porque sino no vas a poder hacer nada. Esto lo disfrutan especialmente aquellas personas que desarrollan algún tipo de fetichismo por los pies, pero es cuestión de probar y ver cómo reacciona tu pareja. Puedes chupar, lamer y besar, incluso dar pequeños mordisquitos, simplemente dejate llevar, es una manera diferente de cuidar los pies.
  • Penetra con los dedos del pie, ya que estáis inmersos en un juego de pies, y que los tenemos limpios y cuidados, por qué no probar a que sean los pies los que jueguen con los genitales. Con los pies podemos masturbar, lo que se conoce como footjob, e incluso penetrar a nuestra pareja, todo es ponerse. ¿Acaso nunca has probado a apoyar suavemente la planta del pie sobre los genitales de tu pareja para luego hacer delicados movimientos circules? Resulta bastante placentero, y muy excitante cuando lo hacemos en público por debajo de la mesa…

Ahora que sabes como cuidar los pies de tu amante, puede que todo este juego de pies lo quieras complementar con un calzado especial, existe un universo enorme de calzado erótico, y al que no se puede resistir cualquier fetichista o amante de los pies. Por probar te puedes hacer con un par de botas o zapatos de tacón, con idea de usarlos solo en tus fantasías de alcoba, así no hay problema en que pueda chupar y lamer el cuero o vinilo. Cada calzado transmite un determinado mensaje, unos tacones altos lucen muy sexy, pero unas botas altas pueden infundir además cierta autoridad.