Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Cómo explicar a un niño como se hacen los niños

General, Sexualidad | 0 Comentarios

Como se hacen los niños

Para los padres no siempre es fácil hablar de sexualidad con sus hijos, si desde pequeños no tenemos una buena comunicación con ellos, más adelante el hablar de temas más delicados se puede convertir en algo incomodo.

En temas de sexualidad, y teniendo en cuenta como está el panorama educativo, son los padres los que tienen la responsabilidad de darles información a sus hijos en función de su edad y nivel de comprensión.

Conviene estar mínimamente preparado porque nos podemos enfrentar a todo tipo de preguntas a la hora de explicar como se hacen los niños, desde las más inocentes a las más rocambolescas. Documentarse un poco para complementar los conocimientos nunca viene mal, y nos ayudará a explicarnos mejor.

Los padres, lo quieran o no, son los que más influyen en el desarrollo y las actitudes sexuales de sus hijos. Lo que el niño vive, como su padre trata a su madre y viceversa, el rol que cumple cada uno en la casa y en la sociedad, y en general el ambiente familiar que le rodea desde su llegada al mundo, determinan hasta qué punto va a tener sentimientos saludales y positivos sobre la sexualidad.

Por eso no está bien escurrir el bulto y ceder la responsabilidad a los educadores, a los amigos, a las películas o a Internet. Hay que afrontar el tema cuando se presente, saber qué información necesitan y proporcionarla de manera inteligente.

Por ejemplo, si el niño te pregunta “¿de dónde vine yo?”, no pongamos cara poker o respondamos cualquier tontería, averigua primero a qué se refiere, puede que sólo quiera saber si nació aquí o en algún otro lugar. Para ello lo mejor es responderle con alguna pregunta animándole a dar más detalles, por ejemplo “¿qué piensas tú?”, “¿Qué sabes tú?” o “¿Qué te han hablado de eso?”.

Con este método tan filosófico no tratamos de aplicar al niño los principios de la mayéutica… sencillamente nos ayuda a saber más concretamente la información que quiere, y al mismo tiempo ganamos tiempo para encauzar nuestra respuesta.

Ve poco a poco, y no le expliques cómo se hacen los niños de golpe, que tenga tiempo de ir asociando y asimilando los conceptos, de hecho puede que te sorprenda, pero algunas veces los niños ya tienen la respuesta, lo único que quieren es someterla a verificación.