Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Cómo usar el bidet

General, Higiene íntima | 0 Comentarios

Para algunos la respuesta a esta cuestión puede resultar evidente, para otros muchos no está tan claro el cómo usar el bidet, o en castellano bidé. Empezando justamente por su nombre, resulta curioso que proviene de un pequeño caballo francés que se empleaba un poco para todo… y lo cierto es que cuando nos acomodamos en el bidé también parece estuviéramos cabalgando.

El bidé no lo vamos a encontrar en todos los países, pero si vivimos o viajamos a países como Brasil, Argentina, Venezuela, España, Francia, Japón, Portugal o Turquía si es probable que los encontremos.

Sin duda se trata de un accesorio muy práctico y al que se le da múltiples usos. En principio fue diseñado para que las personas pudieran lavar sus genitales de una manera cómoda y sencilla, uno no tenía más que colocarse a horcajadas y usar sus manos para lavarse, con el tiempo los bidé se han ido modernizando y cuentan con uno o dos chorros de agua capaces de dejar nuestro ano limpio y reluciente.

El problema de acostumbrarse a este tipo de accesorio para el baño es que cuando vamos a baños públicos en occidente por lo general nos vemos obligados a emplear papel higiénico y sin duda la experiencia es totalmente diferente, algunos dicen incluso sentirse sucios si se limpian únicamente con papel… está claro que el resultado no es el mismo.

En cualquier caso, si tienes un bide delante y no sabes cómo se usa, aquí tienes unas breves instrucciones para que le saques todo el partido:

  1. Primero haces tus necesidades en el inodoro, ten siempre presente que el bidet es solo para limpiarse.
  2. Cuando hayas terminado acomodate en el bidet de manera que tu trasero quede frente al chorro de agua, dependiendo del modelo de bidé esto puede ser de cara o de espaldas a los grifos.
  3. A continuación abre poco a poco y regula la temperatura del agua, puedes usar sólo fría pero ni se te ocurra usar sólo caliente, puede ser muy desagradable abrasarse el ano.
  4. Si el chorro es bastente potente con eso bastará para ir limpiandote, sino tendrá que usar tus dedos y un poco de jabón.
  5. Cuando termines normalmente hay una toalla al lado para secarse, asegurate de que no queden restos y entonces ya sólo te queda lavarte las manos antes de salir del baño.

Aparte de usar el bidet para la higiene intima, hay quien le da otros usos como pecera, para lavarse los pies o para lavar al bebe… en fin, ya es cuestión de cada uno, pero en cualquier caso asegúrense de que siempre esté bien limpio! 🙂

Bueno, pues ya sabes cómo usar el bidet, si tienes alguna pregunta nos la puedes dejar más abajo en los comentarios.