Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Disfunción sexual femenina

General, Sexualidad | 0 Comentarios

Esperando los primeros azotes

Al igual que el hombre, la mujer también puede padecer disfunciones sexuales, tradicionalmente ligadas a desordenes del deseo sexual, de la excitación, por miedo, incomodidad, o inhibición del orgasmo.

Por tanto se pueden deber a factores psicológicos, físicos o ambos a la vez. Estadísticamente se conoce que es mayor el número de mujeres que padecen alguna disfunción sexual que el de hombres, y sin embargo se les ha venido prestado menos atención.

Los motivos de este pasotismo científico pueden ser muchos, y tampoco voy a entrar en ello ahora, pero dado que se le ha prestado menos atención, igualmente existen menos tratamientos en comparación a los existentes para solventar los problemas masculinos.

Factores que influyen

Las disfunciones pueden sobrevenir en cualquier momento de nuestra vida, aunque bien es cierto que se dan con más frecuencia durante el embarazo, el parto y la lactancia, así como con la menopausia y cuando padecemos alguna enfermedad.

También influye bastante la falta de educación sexual, que con frecuencia provoca relaciones sexuales insatisfactorias, dolorosas o traumáticas. Y es que muchas parejas por ignorancia, falta de comunicación o por ansiedad en sus momentos íntimos no alcanzan niveles de excitación sexual suficientes como para obtener una buena lubricación o como para disfrutar de orgasmos.

Igualmente está demostrado que el estado físico influye en buena medida, de hecho recientes estudios tratan de demostrar que existe una vinculación entre el exceso de colesterol y la disminución del placer sexual. Al parecer las mujeres que tienen un exceso de grasa en sangre serían menos sensibles a la excitación y al orgasmo.

Según un estudio realizado recientemente en la Universidad de Nápoles, en el que se empleó el test del Índice de Función Sexual Femenina, la mala circulación sanguínea y un menor flujo sanguíneo hacia los órganos genitales serían los causantes de la pérdida de sensibilidad.

Por si nunca habías oído hablar de él, el test del Índice de Función Sexual Femenina es un cuestionario que abarca diferentes temas: el deseo, la excitación, la lubricación, el orgasmo, la satisfacción o el dolor durante las relaciones sexuales.

Este test te permite hacerte una idea de si padeces algún tipo de disfunción, por si quieres probar, en el siguiente enlace puedes hacer la prueba de manera anónima y totalmente gratuita: test del Índice de Función Sexual Femenina.