Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Eyaculación precoz, el problema sexual masculino por excelencia

General, Sexualidad | 0 Comentarios

La eyaculación precoz se produce cuando un hombre llega al orgasmo antes de lo que él o su pareja desea. En la inmensa mayoría de los casos se debe a razones psicológicas, por lo que la situación se acaba resolviendo sin un tratamiento específico.

La eyaculación precoz es algo que le puede ocurrir a cualquiera, tanto hombres jóvenes como aquellos más mayores, y por tanto en general no hay por qué preocuparse ya que suele ocurrir a causa de la ansiedad o de un exceso de excitación cuando mantenemos relaciones sexuales.

Los números no mienten, si hacemos un sondeo probablemente casi la mitad de los hombres nos confiesen que en alguna ocasión han sufrido este problemilla, y si a continuación les preguntamos qué hicieron para superarlo es posible que un bueno número no sea capaz de darnos una solución al problema, “simplemente, tal como vino se fue”.

Superando la eyaculación precoz

Como hemos comentado, la ansiedad o la excitación suelen ser factores habituales en los casos de eyaculación precoz, por eso hay quien usa antidepresivos como el Prozac para superarlo, lo cual no se si es del todo recomendable.

En cualquier caso, si a esa ansiedad sumamos la tensión corporal debida a que no respiramos con tranquilidad, o a que tensamos nuestros abdominales por tener que soportar nuestro peso en posturas como el misionero, entonces tendremos mayor dificultada para superarla.

El orgasmo masculino es básicamente una sucesión de contracciones musculares que luego liberan una tensión muscular. Una de las mejores maneras de superar la eyaculación precoz es trabajar para aliviar la tensión de tus músculos. Actividades como la meditación, los estiramientos o un poco de ejercicio nos pueden ayudar a reducirla en el área abdominal y pelvica.

Reforzar tus músculos eyaculatorios puede ser una ayuda, ya que los músculos del suelo pelvico regulan en buena medida tu eyaculación. Si es la primera vez que oyes hablar de ellos te cuento que son los mismos que cuando estás orinando son capaces de cortar el flujo de orina si los contraes. Efectivamente, están ahí abajo sostenido órganos vitales, controlando tu sistema urinario y la eyaculación, y por tanto nunca está de más dedicarles algo de tiempo. Lo que te recomiendo son practicar los ejercicios de Kegel con idea de que tengan más fuerza y al mismo tiempo tomes mayor conciencia de su existencia.

Las posturas durante el coito también tienen su importancia, en el artículo posturas para durar más en la cama ya abordamos este tema, de manera que a modo de resumen diré que puede ser interesante probar diferentes posturas y movimientos una vez estemos en el interior de la vagina, por ejemplo movimientos circulares en lugar del clásico mete-saca, o frotar un pubis contra el otro para disfrutar más.

Encuentra tu ritmo, igual que tu cuerpo de buenas a primeras toma la costumbre de eyacular demasiado pronto, debes tratar de cambiar este nuevo hábito, y para ello nada mejor que masturbarse con calma, ya sea viendo porno o dándole a tu imaginación, cuando veas que te vas a correr para o aprieta tu pene justo por debajo del glande hasta que te baje la excitación, entonces que continúe la fiesta, así varias veces cada día y probablemente en poco tiempo hayas tomado el control de la situación.

Por si tienes alguna duda más, te recomiendo leer el artículo sobre Mitos y mentiras de la Eyaculación Precoz.

Más información en nih.gov (en inglés).