Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Facesitting y sexo oral

General, Prácticas sexuales | 23 Comentarios

facesitting y sexo oral

Eres un hombre o una mujer que disfruta dando sexo oral a mujeres, entonces probablemente alguna vez hayas fantaseado e incluso practicado el facesitting, una forma diferente de dar sexo oral, tremendamente excitante tanto para el que da como para la que lo recibe.

Facesitting es un término en inglés que quiere decir «sentarse en la cara», con esto y la imagen de la rubia se resume perfectamente, aunque podemos hacerlo en diferentes posturas y situaciones para gozar de distintos placeres ¿quieres saber más?.

Lo cierto es que este tema me ha venido a la cabeza viendo el trailer de Room in Rome, la última película del director de Lucía y el sexo. Ahí vemos como Natasha da sexo oral en esta y otras posturas a Alba (Elena Anaya).

El facesitting lo podemos practicar tanto en cuclillas como apoyando las rodillas, obviamente esta última resulta menos agotadora. La que va a disfrutar del sexo oral puede estar de frente a la persona tumbada o bien de espaldas, en ambos casos se facilita enormemente el acceso de la lengua a la vulva, para así estimular los labios, clítoris y, por qué no, penetrar con ella en la medida de lo posible.

Desde el punto de vista hetero, y si se trata de un hombre que disfruta dando sexo oral, esta práctica resulta absolutamente excitante, combina grandes dosis de erotismo, lujuria y sumisión. Como juego previo y aún con las braguitas puestas pone a cualquiera a más de mil, si además usamos unas esposas para que sólo pueda emplear sus labios y la lengua pues se me acaban las palabras…

Con la suficiente higiene y si lo queremos probar, también es una buena postura para practicar el beso negro, es decir, estimular con nuestra lengua el ano de nuestra pareja, en tal caso mucho mejor si se coloca de espaldas.

En el caso de estar de espaldas, esta postura suele llevar al mítico 69, ya que queriendo o sin querer fruto de la excitación una acaba masturbando y dando sexo oral a la persona que está tumbada.

Algunos asocian el facesitting con la pura dominación y juegos BDSM, lo cierto es que también puede formar parte de ello, por eso decía que depende de cómo se practique, al poner las esposas ya estamos jugando bondage y si a eso le sumamos alguna fusta, o nos inventamos una fantasía donde ordenamos y sometemos a nuestra pareja pues ya estaremos cruzando la delgada línea que separa ciertas prácticas habituales del injustamente denostado mundo BDSM.

¿Alguna vez has practicado facesitting, o te gustaría proponerlo a tu pareja?