Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Se vienen usando desde hace más de medio siglo, de apariencia incolora e inodora en principio fue empleado para hacer el policloruro de vinilo (PVC) suave y flexible. Hoy en día existen diferentes tipos de ftalatos y se emplea en la fabricación del 90 % de productos a base de PVC flexible.

Sus usos son tan variados que abarcan la fabricación de revestimientos, aislantes, productos de cosmética y cuidado personal, juguetes, embalajes o incluso materiales médicos.

En los últimos años y a raíz de los diferentes resultados obtenidos en laboratorios se ha puesto la lupa sobre este material, que si bien no es cancerigeno, en ensayos de laboratorio con animales han provocado una disminución de la fertilidad, atrofia testicular, daños en los fetos y malformaciones.

Es por ello que la Unión Europea tiene desde hace años leyes que exigen a los fabricantes una mayor seguridad en el empleo de estos materiales así como anima a su progresiva sustitución por materiales más seguros. Los fabricantes de productos eróticos por su parte no se han quedado atrás y desde hace años vienen fabricando sus productos con siliconas de alta calidad que no necesitan de ftalatos para ser más flexibles.

En cambio al otro lado del atlántico las leyes aún están más relajadas en este tema, con lo cual aún es posible encontrar productos eróticos a base de PVC con ftalatos. En principio estos productos se presupone que son seguros, de manera que debe ser el consumidor el que decida si los compra o no.

Podéis encontrar más informacion en Phthalates.com