Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

La circuncisión masculina y la fimosis

General, Sexualidad | 14 Comentarios

Prepucio

Quizás en alguna ocasión hayas oído hablar ello, pero por si no lo tienes muy claro hemos creado este artículo sobre la circuncisión masculina y la fimosis para tratar de despejar dudas. Algunos piensan que es más higiénico el pene circuncidado, a muchos se lo hacen por religión, a otros para solucionar un problema de fimosis y algunos la solicitan por pura estética.

Sea cual sea el camino que lleve a una hombre a ser circuncidado hay que dejar claro que salvo por razones médicas, el circuncidar un pene no reporta grandes ventajas, las hay y de hecho las voy a comentar más adelante, pero argumentos como que es más higiénico es sencillamente absurdo, es decir, si por ejemplo uno no se lava las axilas éstas olerán, y por tanto si uno no se lava el glande éste olerá e incluso le puede provocar infecciones graves.

Qué es la fimosis

Algunos hombres poseen un prepucio (la piel que recubre la punta del pene) tan estrecho que no permite la salida completa de glande (la cabeza del pene). Es lo que se conoce como fimosis y la mejor solución por lo general suele ser la circuncisión, donde lo que se hace básicamente es retirar parte del prepucio.

De no llevarse a cabo la circuncisión, un hombre con fimosis de prepucio sufriría molestias y dolor durante el coito, así como posibles infecciones por no poder limpiar adecuadamente la superficie del glande.

Circuncisión masculina o ablación

Pene sin circuncidar

Mucha gente asocia la ablación a la barbarie que se practica aún a las mujeres en muchas zonas de Africa, sin embargo la ablación desde el punto de vista médico se refiere a la separación o extirpación de cualquier parte del cuerpo, por tanto la circuncisión masculina es una de ablación del prepucio.

La circuncisión hoy en día sólo tiene razón de ser cuando se debe a razones médicas, aunque es cierto que puede tener alguna ventaja: por ejemplo a nivel estético hay hombres y mujeres que prefieren el aspecto de un pene circuncidado, luego también a nivel de sexualidad se ha demostrado que una persona con el pene circuncidado tiene menos probabilidades de contagiarse del virus VIH.

Esto es así porque la piel interior del prepucio está plagada de las células diana para el VIH, por tanto al haber un número mucho mayor que en cualquier otra área del prepucio si a éste lo eliminamos en parte por medio de la circuncisión, reducimos también las probabilidades contagio. Si quieres profundizar un poco más sobre este tema te recomiendo el artículo El sida y la religión.

Sin embargo no hay que olvidar el dicho “la naturaleza es sabia”, que aplicado a este caso me refiero a que si el cuerpo viene provisto de glande fruto de la evolución, por algo será. Existe cierto debate acerca de la posible pérdida de sensibilidad en hombres con el pene circuncidado, esto en buena medida es subjetivo pero tiene bastante lógica, a fin de cuenta la piel que suele cubrir el glande evita lo roces diarios, si esta piel no está la superficie del glande tenderá a reforzarse para evitar irritaciones y esto puede llevar a reducir la sensibilidad, de ahí que alguno equivocadamente quiera situar a la circuncisión como un remedio contra la eyaculación precoz.

También se da el caso de hombres que deciden circuncidarse para darle un nuevo look a su pene, aquí es mejor pensárselo dos veces y consultarlo con  un especialista ya que en algunos de estos casos lamentablemente la persona puede llegar a quedar traumatizada, de hecho hay hombres que tratan de recuperarlo porque realmente les marca mucho el cambio.