Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

La revolución sexual china

General, Sexualidad | 0 Comentarios

mujeres chinas en uniforme

La historia de China tanto en el pasado como en el presente resulta interesante, cualquier cosa que ocurra en su sociedad se maximiza por el hecho de que son más de 1.300 millones chinos, que se dice pronto. Los chinos de hace cincuenta años seguramente jamás se habrían imaginado la China de 2010, y mucho menos su revolución sexual.

La revolución cultural de Mao causó serios problemas de identidad, para empezar se vistió a hombres y mujeres con el mismo asexual traje, todos vestían igual y lucían el mismo corte de pelo. Se forzó a la gente para que todos fueran iguales, y en el caso de las mujeres la única manera de que pudieran lucir un poco su figura era entallando su uniforme azul para marcar la cintura.

En cuanto a las relaciones sexuales, por descontado quedaban prohibidas antes del matrimonio, de hecho para el partido comunista las relaciones sexuales formaban parte de las viejas costumbres feudales, como los libros, las pinturas antiguas, etc.

Paradójicamente la vida sexual de Mao poco tenía que ver con esto, él se pegaba sus buenas fiestas y aunque hablar de su vida sexual estaba prohíbido, lo cierto es que recientemente se ha desvelado que sentía un deseo desmedido por las vírgenes ya que supuestamente lo mantenían joven… lo más probable es que fuera bastante farsante como el de Corea del Norte y disfrutara de una buena vida.

Volviendo al tema de la revolución sexual, en China vieron los primeros sex shop a mediados de los 90, y en la actualidad crecen como setas a la sombra, sólo en la capital hay más de 5.000, y es que sobre todo en las grandes ciudades hay cada vez más y más tiendas eróticas que alimentan la curiosidad y la lujuria de millones de chinos que parecen querer recuperar el tiempo perdido.

Pero esta revolución sexual china va mucho más allá, si hace 20 años el sexo era uno de los temas tabú y el besarse apasionadamente en la calle te podía traer problemas, hoy en día resulta que China fabrica más del 70% de los juguetes eróticos del mundo.

Esto obviamente a muchas generaciones de chinos no les gusta, de hecho el propio gobierno en más de una ocasión se ha propuesto acabar con la pornografía, pero esto es como el que se plantea nadar a contracorriente… puede que aguantes un rato, pero al final te dejas llevar. Y no digo esto porque los chinos sean unos salidos, sino por problemas de mayor calado y que nos lleva a las consecuencias del control de natalidad en China.