Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

mordazas

Si estás cansad@ de escuchar a tu pareja o simplemente con ganas de un poco de sumisión, las mordazas son un complemento perfecto para darle un toque sado a vuestras primeras sesiones de bondage. Con una mordaza dejarás a tu amante sin palabras, el sadismo lejos de ser perverso es una práctica elegante por definición: Crueldad refinada, con placer de quien la ejecuta.

A tu pareja puede que le parezca un poco heavy, pero todo es cuestión de probar, además se pueden encontrar algunas mordazas realmente baratas. Seguramente a alguno de los dos le acabe gustando u os sirva como complemento a diferentes fantasías sexuales: de policías, secuestros, etc.

Como puedes elegir, trata de evitar las mordazas de goma ya que es bastante probable que tengan un sabor o un aroma desagradable. Escoge por ejemplo una de silicona y si es posible que en lugar de ser una simple bola, que tenga una forma más ergonómica para introducirla en la boca.

Algunas de ellas son hinchables, con lo cual se adaptan perfectamente a la boca. Otras usan un bocado cilíndrico con lo cual dejan la boca un poco más libre, y también podemos encontrar alguna para mantener la boca abierta y que así podamos penetrarla a nuestro antojo.

Muchas vienen con correas de cuero que además de facilitar el ajuste, te permiten desabrocharlas para limpiar más cómodamente la mordaza. Si el bocado es de silicona lo podrás hervir o simplemente darle con algún jabón neutro para mantenerlo siempre limpio. ¿te animas?