Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Niveles de testosterona altos

General, Noticias | 0 Comentarios

La testosterona es una hormona propia del género masculino, aunque no exclusiva ya que la mujer también la produce pero en niveles mucho menores. En el hombre son los testículos los encargados de producir la testosterona y ésta se encuentra en sus niveles más altos tras la adolescencia. A medida que nos vamos acercando a los cuarenta comienza a ir disminuyendo en torno a un uno por ciento anual.

¿Pero qué pasa si se mantienen niveles de testosterona altos a una edad avanzada?

A este respecto se ha publicado un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California, donde se ha demostrado que los hombres mayores con niveles de testosterona altos en sangre son más propensos a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Hace poco cuando comentaba el tema de la andropausia, ya dije que en muchos casos los médicos se limitaban a suministrar testosterona al paciente, cuando resulta que el tratamiento con testosterona sólo es útil en un número reducido de casos, ahora parece que no sólo no es útil sino que además podría provocar enfermedades cardiovasculares…

Para realizar el estudio contaron con la participación de 697 hombres de 65 años que no estaban recibiendo ningún tipo de tratamiento con testosterona. Se dividieron en cuatro grupos en función de sus niveles de testosterona y se les realizó un seguimiento durante casi cuatro años.

También podrían haber separado a los hombres por presentar niveles normales o anormales de testosterona, pero el problema es que actualmente la definición de niveles anormales depende de muchos factores, entre ellos el envejecimiento, y de hecho tras este estudio queda un poco entre dicho lo que hasta ahora se considera «niveles normales».

El resultado fue que los hombres que tenían su testosterona al nivel más alto (igual o mayor que 495 ng/dL) tenían más del doble de riesgo de sufrir una enfermedad coronaria que los hombres con los niveles más bajos de testosterona, es decir, situados por debajo de los 308 ng/dL.

Sin duda un tema interesante y que los propios investigadores pretenden investigar de manera más detallada, ya que actualmente se está suministrando testosterona a los hombres con problemas como la falta de deseo sexual o los trastornos de ánimo, sin tener en cuenta que a la larga podrían sufrir otra serie de trastornos mucho peores.