Facebook relacionado con 1 de cada 5 divorcios

Si eres soltero, probablemente sepas que a través de Facebook, Tuenti u otras redes sociales uno tiene bastantes posibilidades de conocer gente e incluso de ligar, y además a diferencia de los portales de citas no tienes que andar pagando para poder contactar directamente. Sin embargo, para muchas parejas su uso inadecuado puede dar lugar a un socavón cada vez más grande en el seno de la pareja.

Estos días se han publicado los resultados de una encuesta realizada en Estados Unidos, donde han han descubierto que Facebook estaría relacionado con 1 de cada 5 divorcios. Y no sólo eso, también más del 80% de los abogados matrimoniales informaron de un aumento en el número de personas que emplean las redes sociales para sus aventuras extra matrimoniales.

Curiosamente hace poco también se publicó una pequeña investigación en la revista Wired, donde se había observado que cada vez hay más prostitutas en Facebook. Las redes sociales se están convirtiendo en su mejor vía de contacto con los clientes, dado que tenía un coste cero y ademas permitía un contacto directo y privado.

Volviendo al tema de las infidelidades, realmente no tiene por qué producirse con una prostituta, en muchas ocasiones todo comienza de manera inocente contactando a través de las redes a algún antiguo compañer@ de clase o de trabajo, hay curiosidad por saber qué fue de él/ella, se comparten intimidades, anécdotas del pasado, etc. y se va creando una sensación de intimidad que puede impulsar a ambos a llevarlo al contacto físico.

Obviamente los más vulnerables son los matrimonios donde ya existen conflictos, falta de comunicación o una cierta tensión. Pero como comentaba, en muchos casos el comienzo de este tipo de infidelidades está en personas que entran en contacto a través de las redes sociales sin segundas intenciones, pero que en poco tiempo establecen un contacto o una relación que va más allá de una mera amistad.

Uno mismo se puede dar cuenta de esto cuando se para a pensar y ve que está comunicándose más, y compartiendo más con esta persona que con su pareja. Es evidente que hay más probabilidades de que empieces a sentir algo, o que te enamores o que quieras intimar con una persona con la que tienes más contacto.

Realmente no hay reglas para esto ni hay que ponerse psicótico si vemos a nuestra pareja usando Facebook u otras redes sociales, es mejor hablarlo tranquilamente o que uno mismo analice por qué y cómo está usando este tipo de web: ¿tienes más amigos que amigas? Contactas más con hombres o con mujeres? Mantienes conversaciones íntimas con otra persona que no es tu pareja? Te conectas cuando tu pareja no puede ver lo que haces? Preguntas sencillas pero que te pueden aclarar si realmente es puro ocio o aquello puede poner tu matrimonio a la deriva.

La encuesta que he mencionado fue realizada por la Academia Americana de Abogados Matrimoniales (AAML).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.