Gran Bretaña busca ideas para impulsar la donación de óvulos y esperma

En Reino Unido, la HFEA (Human Fertilization & Embryology Authority) ha elaborado un cuestionario que pretende ayudar a las autoridades a saber si a la gente que dona óvulos y esperma a las clínicas de fertilidad se les debería pagar una compensación económica, y en tal caso de cuanto se estaría hablando, o si debería haber restricciones en las donaciones entre familiares, es decir, donación de óvulos y esperma entre primos, hermanos, madres e hijas por ejemplo.

En lo que se refiere a la donación entre familiares, más que por problemas de endogamia, el tema es por problemas morales, es decir, si por ejemplo una chica dona sus óvulos a su madre, el bebe resultante sería su hijo biológico, pero socialmente también sería su hermano.

Los expertos en fertilidad advirtieron recientemente que se había producido una drástica caída de donantes de esperma en Reino Unido, lo que lleva a las mujeres que desean tener bebés a recurrir a la importación de semen desde el exterior o al uso de kits de inseminación «hágalo usted mismo» que se pueden comprar en Internet – si, lo creas o no, en Internet se puede comprar hasta un kit para hacerte un bypass gástrico –.

En tiempos de crisis, y con altas tasas de desempleo, el hecho de pagar por las donaciones de semen u óvulos realmente puede ser una idea bastante buena, sin embargo la causa que ha llevado a esta situación temen que sea el cambio de la ley de 2005, cuando se eliminó el derecho al anonimato del donante.

Un estudio publicado la semana pasada sobre las consecuencias de que un niño se pusiera en contacto con sus padres biológicos no parecía tener consecuencias negativas, y viceversa, que un donante se pusiera en contacto con sus descendientes en la mayoría de los casos daba lugar a experiencias positivas.

Actualmente el pago por la donación de órganos o tejidos no es legal en Europa, pero las compensaciones económicas o pago de gastos – llámese como quiera – si está permitido y de hecho en España muchas clínicas de inseminación lo vienen haciendo, llegándose a pagar por muestras válidas unos 900 euros por óvulos y 45 por esperma.

En fin, una donación por definición es un traspaso o cesión voluntaria sin premio ni recompensa alguna, con lo cual no tendría sentido empezar a pagar por ello, en todo caso habría que cambiar el nombre y regularlo de manera diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.