Plug anal Njoy

Hoy en día la mayoría de juguetes eróticos los vemos fabricados en materiales flexibles, es una opción tan buena como cualquier otra, sin embargo ya sea por gusto, por obtener un placer diferente o por poner en práctica determinados juegos, quizás es mejor opción uno fabricado en acero, como por ejemplo este plug anal Njoy.

Una parte práctica del plug anal es que lo puede usar tanto el hombre como la mujer, a fin de cuentas todos tenemos culo. Por otra parte, es un tipo de juguete que podemos manejar nosotros o bien dejar que se sujete sólo gracias al esfinter. En el caso de la mujer le permite experimentar la sensación de una doble penetración, y en el caso del hombre podemos experimentar nuevas sensaciones al estimular la próstata.

Los juguetes Njoy aúnan pureza y diversión, dando lugar a productos de lujo que mejoran el disfrute de tu cuerpo y de tu sexualidad. Su diseño está bien trabajado ya que la punta, una vez lubricada, tiene la forma adecuada para deslizarse al interior del ano. En el otro extremo, el aro nos sirve de asa para sujetar el juguete y como tope si queremos que sean las contracciones del esfínter las que muevan el juguete, sobre todo al aproximarnos al orgasmo.

Todos los juguetes Njoy se fabrican con acero de grado 316 ¿qué quiere decir esto?, bueno este tipo de acero es uno de los más utilizados no sólo en el mundo de la medicina, sino también en la industria naval o en la construcción de plantas de reprocesamiento nuclear por su dureza y su capacidad para resistir a la corrosión.

Es por tanto un material de primerísima calidad, que una vez pulido obtiene un acabado profundo y un brillo de espejo. Los juguetes eróticos de metal, como este plug anal Njoy, son mas fáciles de usar y de limpiar, ya que no importa el tipo de lubricante que uses ni el jabón con el que lo laves. Si quieres, incluso lo puedes hervir o emplear algún producto para esterilizarlo.

Los juguetes de metal ofrecen además una rigidez que no tienen los juguetes eróticos de goma o silicona, te aseguro que no hay riesgo de que se doblen o se rompan. Aparte, otra particularidad de los juguetes eróticos de acero es que, si bien a temperatura ambiente resultan fríos al tacto, cuando estos entran en contacto con el cuerpo, o alguna otra fuente de calor, rápidamente absorben el calor. Esto sin duda nos invita a los estimulantes juegos de frío y calor, pudiendo dejar por ejemplo el plug anal en la nevera un rato antes de usarlo, o bien sumergirlo en una cacerola con agua tibia para luego sentirlo de manera más intensa.

Lo que no es recomendable es que te vayas a los extremos, ni demasiado frío ni demasiado caliente, porque te puedes quemar. Aunque podemos considerar una excepción: meter el plug anal en el congelador para luego usarlo en un coctel en lugar de los hielos! Esto no son ocurrencias mías, de hecho un bar de Finlandia ya comercializa el coctel al módico y sugerente precio de 69 euros.

En resumen, un material seguro – de hecho, si hoy en día los médicos lo emplean para la prótesis de cadera de tu abuela, créeme que es seguro para el sexo –, resistente y que da mucho juego. Con un diseño versátil y una apariencia sofisticada. ¿Quizás como idea de regalo para tu hombre?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.