Sexo con los ojos cerrados

Tener sexo con los ojos cerrados puede sonar a cosas del pasado, a grandes dosis de verguenza, etc. sin embargo, mucha gente se siente más cómoda o siente mayores placeres cuando lo hace con los ojos cerrados, ¿o acaso la mayoría no cierra los ojos al dar un beso?.

Mucho cierran los ojos cuando dan y reciben sexo oral, y otros tantos incluso prefieren cerrar los ojos mientras hacen el amor. Si es tu caso, o el de tu pareja, quizás te preguntas si esto es algo normal, o si es algo malo, así que hoy vamos a abordar este tema controvertido.

Así resumiendo, podemos decir que tener sexo con los ojos cerrados no es malo. Cada uno es libre de hacer las cosas como más le gusta, una cosa diferente es que esto pueda inquietar e incluso llegar molestar a tu pareja porque piense que tu mente está en otro lado o fantaseando con otras personas.

Ventajas del sexo con los ojos abiertos

Pues a priori creo que resultan evidentes, está claro que todos los sentidos influyen, pero la vista sin duda es uno de los más influyentes. Tener sexo con los ojos abiertos nos transmite una gran cantidad de estímulos visuales, sobre todo cuando prestamos atención a las zonas del cuerpo que más nos excitan.

Una mirada también nos puede transmitir muchas sensaciones, ver cómo el placer se refleja en su cara también puede ser algo muy excitante, nos ayuda a saber que estamos en el buen camino, nos ayuda a conectar, no en vano al cabo de cierto tiempo cualquier pareja es capaz de comunicar muchas cosas con una simple mirada.

Ventajas del sexo con los ojos cerrados

Quizás no te habías parado a pensar en ello, pero los invidentes es como si siempre hicieran el amor con los ojos cerrados. Si alguna vez has jugado a arte los ojos y dejar que tu pareja te excite sexualmente, habrá podido comprobar los altos niveles de excitación que se pueden alcanzar, y si no lo has probado, ¿a qué esperas?.

Tener sexo con los ojos cerrados no es nada malo, ya que nos permite sentir con mayor intensidad las sensaciones que nos llegan por otros sentidos: caricias, sabores, olores, gemidos, etc. Además, podemos dar cierto contexto, crear una pequeña fantasía sexual que hará aún más excitante el momento.

Si tú o tu pareja cerráis los ojos cuanto hacéis el amor, y esto es motivo de molestia o discusión, conviene hablarlo tranquilamente y ser comprensivos, porque es entendible que uno se sienta rechazado o incómodo si no sabe por qué la otra persona cierra los ojos, igual que uno se puede sentir incómodo cuando su amante le clava la mirada o se sienta observado.

A estas alturas deberías saber que en el sexo no hay reglas, y que en todo caso las escribis vosotros como pareja. Tener sexo con los ojos cerrados puede ser como escuchar música con los ojos cerrados, se trata de concentrarse, de conseguir un mayor disfrute, no hay nada malo en ello.

1 comentario en “Sexo con los ojos cerrados

  1. Sin duda se incrementan las sensaciones, yo lo recomendaría para la mujer pues nosotros somos demasiado visuales, pero como todo, también podemos probarlo ! Y creatividad obvio, se puede jugar con un hielo, con una vela de parafina (asesorarse antes que el que juega sin saber termina en el cuartel de bomberos y/o hospital de quemaduras). A mi me gusta jugar con los pies de ella por ejemplo y con pinzas amparado en la sensación de lo cuasi-impredecible!

    Saludos

    PD: la imagen de «eyes wide shut» muy buena !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.